La comunicación en la empresa es determinante para obtener resultados positivos y tener un equipo humano motivado y eficiente. Las comunicaciones son necesarias para impartir instrucciones, lograr acuerdos, gestionar recursos y mantener relaciones armónicas con el entorno.

Importancia de la comunicación empresarial

La comunicación empresarial es indispensable en todos los aspectos relacionados con las actividades de una organización.

Nos permite transmitir con precisión a cada trabajador cuáles son sus responsabilidades y las tareas que debe realizar. También, conseguimos estimular la rápida integración de los nuevos trabajadores.

Por otra parte, nos sirve para dar a conocer los valores sobre los que se fundamenta la actividad empresarial. Fomenta el trabajo en equipo y contribuye a proyectar una imagen positiva en el entorno.

Conviene tener en cuenta que conocer los diferentes tipos de comunicación que tenemos dentro de una organización y establecer la forma de desarrollarlas es fundamental. Nos permite mejorar la productividad del equipo de trabajo, así como trabajar la buena reputación entre las comunidades vecinas y los consumidores.

Tipos de comunicación en la empresa

Existen diferentes tipos de comunicación que debemos aplicar de acuerdo con cada situación y en función de qué es lo que se quiere comunicar y a quién va dirigido el contenido.

Comunicación interna

La comunicación interna es la relacionada con toda la información que se transmite entre diferentes niveles y departamentos dentro de una organización. La misma puede tener lugar mediante conversaciones, reuniones, correos, manuales, avisos y cualquier otro recurso que permita transmitir información relacionada con las actividades.

Este tipo de comunicación puede tener lugar de diversas maneras. Tenemos la comunicación descendente que tiene por objeto transmitir información desde los niveles altos de la organización hacia los niveles más bajos dentro de la jerarquía. Por otra parte, está la comunicación ascendente que tiene lugar desde los puestos de menor rango hacia los de mayor rango.

Además, también tiene lugar la comunicación horizontal que se produce entre personas de igual peso jerárquico en las organizaciones.

Comunicación externa

Este tipo de comunicación está orientada a promocionar la imagen de la empresa, mantener buenas relaciones con el entorno, además de generar confianza entre consumidores y clientes potenciales.

La comunicación externa la podemos agrupar en comunicación estratégica, relacionada con la posición de la empresa en los mercados en relación con la competencia, comunicación operativa, que tiene que ver con las operaciones habituales de la organización y comunicación de notoriedad, que es aquella referida a posicionar una marca y promocionar productos y servicios.

Para lograr una óptima comunicación en la empresa es importante definir estrategias claras que nos permitan que la información se transmita en forma clara y el receptor interprete el mensaje de manera correcta. Así, evitamos contratiempos y malentendidos que pueden poner en riesgo la productividad y la reputación de la empresa.