Headhunting es una palabra inglesa que significa cazar talentos, por lo que este término se halla vinculado con el mundo empresarial. En realidad, se trata de un sistema de selección de personal para diferentes compañías que se basa en una serie de criterios específicos.

Así, las personas encargadas de hacer el reclutamiento (los headhunters) se dedican a buscar perfiles del mejor candidato para un determinado puesto de trabajo.

Aunque originalmente este método se empleaba únicamente para contratar a los mejores directivos, actualmente el headhunting se emplea para encontrar cualquier perfil que se precie.

¡Conócelo!

 

El sistema de headhunting

El proceso de seleccionar nuevos profesionales para formar parte de una compañía es largo y laborioso. Lo cierto es que los headhunters realizan una investigación en profundidad para establecer los filtros adecuados que permitan llevar a cabo la búsqueda con éxito.

De hecho, no es requisito imprescindible que una persona esté buscando trabajo de manera activa para convertirse en el candidato elegido.

Fases iniciales del headhunting:

  • Análisis del profesional demandado por parte de una empresa. Este primer paso exige entender a la perfección las funciones que implican dicho trabajo. Asimismo, es necesario tener en cuenta el tipo de formación académica solicitada así como el perfil de personalidad que mejor encaja.
  • Agrupación de recursos de búsqueda. Los reclutadores harán uso de herramientas de investigación variadas como Internet y, en particular, las redes sociales. También podrían dirigir su atención hacia empleados de empresas de la competencia o servirse de una red de contactos dentro del ámbito empresarial.
  • Contacto con los candidatos y explicación del puesto vacante. Tras un exhaustivo proceso de selección, se eligen los candidatos más cualificados a los que se le presenta la oferta laboral en cuestión.
  • Fase de entrevistas. Los cazatalentos también se encargan de dirigir las entrevistas para obtener todos los datos de los profesionales. A través de distintas pruebas de diferente índole, los entrevistadores serán capaces de recabar la información necesaria para tomar una decisión en firme.

 

Fases adicionales

Las dos últimas fases del proceso de headhunting son tan críticas como las anteriores y precisan de un trabajo riguroso. A continuación, te las explicamos:

  • Realización de un informe final. Se trata de la elaboración de un documento ha de contener la información más detallada posible acerca del candidato o candidatos.
  • Presentación del trabajo al cliente. El cliente conocerá el perfil de los finalistas al puesto y decidirá si los mismos poseen las cualidades necesarias para cubrir el puesto vacante. Por supuesto, la resolución final estará en sus manos.

Reflexiones finales

Como has podido observar, la labor de los headhuntings es complicada pero sumamente estimulante. Hoy en día, el headhunting se ha convertido en un procedimiento en alza gracias al avance de las nuevas tecnologías que permiten el fácil acceso a la información.

Así que solo por si acaso, presta especial atención a los datos personales que compartes en la red. Es posible que algún cazatalentos pueda descartarte del proceso de selección si ofreces una imagen demasiado desenfadada.

¡Nunca se sabe!