Team building es un concepto inglés que significa literalmente “construcción de equipos”. De ese modo, se refiere a las actividades grupales realizadas por empresas para conseguir un mayor espíritu de cooperación y unión entre los trabajadores.

Así, existen diferentes tipos de ejercicios enfocados a una determinada función según las necesidades de la empresa en cada momento.

¡Atrévete a conocer sus beneficios!

 

Principales ventajas

El team building está destinado a mejorar el trabajo en equipo. Actualmente, un factor muy valorado en las empresas es la capacidad de cada empleado para relacionarse eficientemente con sus compañeros a nivel laboral y social.

En ese sentido, esta técnica- muy relacionada con el coaching empresarial- sirve para dotar a los equipos de la dinámica adecuada para ayudar a la resolución de conflictos. Los equipos que son capaces de trabajar en armonía son aquellos que más éxito conseguirán en sus empeños. Como bien sabes, la unión hace la fuerza.

Por medio de las diferentes actividades de team building, los trabajadores tendrán más motivación y autoconfianza para enfrentarse a sus retos diarios. Asimismo, su calidad laboral será mayor ya que podrán mantener un vínculo próximo con el resto que les servirá para hacer fluir su comunicación y asertividad en el trabajo.

Además de fomentar la complicidad en las relaciones personales, el team building crea la sensación de pertenencia a un grupo con una identidad propia. Como resultado, las personas se sentirán en un ambiente seguro en el que pueden desarrollar su creatividad al máximo nivel.

 

Actividades para la construcción de equipos

El team building se basa en diferentes dinámicas que resultan muy útiles para mejorar la productividad y las relaciones interpersonales del equipo. ¡Echa un vistazo a las siguientes!

  • Actividades para conocerse. Un buen punto de partida para iniciarse en la construcción de equipos podría ser desarrollar algunos juegos como el amigo invisible o realizar algunas escapadas en grupo, como comidas o quedadas en fechas especiales. Organizar una fiesta de navidad puede ser una oportunidad ideal para interactuar y favorecer la conexión general del grupo.
  • Hacer deporte al aire libre. Nada como salir de la oficina para tomar el aire y desconectar de la rutina diaria. Realizar algunos ejercicios físicos en un lugar distinto ayudan a crear una atmósfera distendida que favorece la socialización. Jugar a juegos de equipo como actividades multiaventura en la montaña o el mar se presentan como dos opciones fantásticas.
  • Afrontar un desafío. Los retos sirven para mantener a los participantes conectados y poner a prueba sus sentidos, especialmente su capacidad para adaptarse a situaciones críticas. Por tanto, se trata de pruebas con múltiples beneficios para el ámbito laboral. Entre ellas, los juegos de confianza o los escape room pueden dar buena muestra de esta clase de dinámicas tan divertidas.

 

En definitiva…

El team building ha probado ser una estrategia eficaz en el desarrollo y gestión de los equipos empresariales. Llevar a cabo actividades de este tipo tanto dentro como fuera de la oficina garantizará crear un grupo cohesionado y sólido.

¡Adelante!