La psicobiología forma parte de las neurociencias, y destaca por su íntima relación con la biología, la psicología, la neurología, la genética o la farmacología. Por tanto, entra a formar parte de las ciencias que estudian el comportamiento humano. Su evolución a los largo de los últimos años implica grandes avances para nuestro conocimiento del comportamiento humano.

Qué es la psicobiología

Podemos definirla como el estudio de las bases biológicas que tiene el comportamiento humano. Por tanto, se centra en el funcionamiento del cerebro como principal objeto de investigación, siendo su marco teórico el enfoque evolucionista.

Desde ella podemos diferenciar el estudio de los diferentes procesos básicos como la percepción y sensación, así como las conductas y los procesos motivacionales y cognitivos. Además, desde esta perspectiva, la conducta humana tiene un significado adaptativo hacia el entorno o ambiente. Para la psicobiología, el sistema nervioso se modifica al ir almacenando experiencias, haciéndose progresivamente más complejo. Si estudiamos el sistema nervioso podemos comprender la interacción entre el organismo y el ambiente.

No podemos situar un momento histórico concreto del nacimiento de la psicobiología, pero la publicación del libro “La organización del comportamiento” de Donald Hebb marca el punto de inicio de este enfoque.

Qué estudia la neuropsicología

Se basa en conocer los mecanismos biológicos que determinan la conducta. En concreto, el aprendizaje, la memoria o el comportamiento serán estudiados desde el punto de vista de sus procesos neurofisiológicos y bioquímicos. Pero, además, se tendrán en cuenta aquellas estructuras neurológicas y cerebrales implicadas.

Por tanto, la neurociencia conductual estudia los sistemas integradores cerebrales, los procesos adaptativos básicos y su organización funcional, por ejemplo, las emociones, la motivación, la conducta sexual, el sueño y la vigilia. Pero también los procesos adaptativos más complejos como la atención, la memoria y el aprendizaje.

La conducta humana desde la psicobiología

La conducta humana desde la psicobiología no es diferente a la de los demás animales, ya que las posibles diferencias son meramente de grado, pero no cualitativas. Las investigaciones experimentales se suelen realizar con animales, ya que sus cerebros son más simples. Posteriormente, se efectúan análisis comparativos que se pueden aplicar a los humanos. Sin embargo, actualmente, con los avances técnicos se están realizando mayor cantidad de estudios en sujetos humanos.

Tanto la conducta adaptativa humana como las alteraciones conductuales o, incluso, las enfermedades como la esquizofrenia, la depresión clínica, el párkinson o la enfermedad de Alzheimer han avanzado en el conocimiento de sus bases etiológicas y procesos neurofisiológicos gracias a la psicobiología.

Por tanto, la psicobiología ha aportado a la psicología una base teórica y experimental basada en el método científico. Es una perspectiva de estudio del comportamiento humano con una gran proyección en el futuro, sobre todo, teniendo en cuenta los grandes avances tecnológicos aplicables en este campo en la actualidad.