La dopamina es una sustancia naturalmente segregada por el cerebro que está localizada en el sistema nervioso central. Dicho elemento recibe el nombre de neurotransmisor ya que su función es la de enviar señales químicas entre las neuronas que mantienen una conexión.

De hecho, la dopamina se encarga de realizar múltiples tareas para el buen funcionamiento del organismo relacionadas con el placer y la motivación.

¿Te apetece averiguar cuáles son? ¡Adelante!

 

Funciones de este neurotransmisor

La dopamina tienen interesantes misiones que cumplir para una buena salud física y mental, así que no subestimes su poder:

  • Al liberar esta sustancia, serás capaz de experimentar maravillosas sensaciones de relajación. Por eso, la dopamina está relacionada con procesos como la alimentación y el sexo. Y es que dichas actividades favorecen su activación.
  • Las enfermedades mentales en las que predomina la falta de motivación o anhedonia, como la depresión, reflejan un déficit de dopamina. Gracias a esta sustancia, existe una mayor motivación y desaparece la apatía propia de esos trastornos lo cual puede tener un efecto transformador en tu vida. Al igual que la serotonina, también es conocida como “la hormona de la felicidad”.
  • La segregación de dopamina es esencial para el almacenamiento de la información, tal y como apuntan diversos estudios. En realidad, aquellos recuerdos que tienen una carga emocional de mayor intensidad – tanto positiva como negativa – quedan registrados por más tiempo en la memoria.
    Como resultado, el proceso de aprendizaje se halla muy vinculado a esta hormona.
  • Asimismo, la dopamina está relacionada con el desarrollo de la creatividad. En general, una mayor cantidad de esta sustancia en el cerebro implica una mayor facilidad para solucionar conflictos o enfrentar cualquier tipo de desafíos al incrementar la atención.

 

Cómo segregar dopamina de forma natural

Existen formas naturales de aumentar tus niveles de dopamina para encontrarte mejor. Te contamos algunas de las estrategias más valiosas para lograrlo.

  1. Practica ejercicio frecuentemente. La actividad física favorece la producción de dopamina al igual que otras hormonas, como la serotonina o las endorfinas. La sensación de placer resultante genera emociones de automotivación que te empujarán a seguir adelante.
  2. Escucha la música que más te guste diariamente. Este hecho causa unas sensaciones muy placenteras relacionadas con la liberación de dopamina. De hecho, varios estudios de Canadá demuestran la correlación entre ambos factores.
  3. Cuida de tus relaciones sexuales. La práctica de sexo propicia la segregación de esta hormona tan poderosa, lo cual produce un efecto sumamente relajante. Asimismo, la misma interviene en el proceso de enamoramiento que tan bien nos hace sentir.
  4. Márcate unas metas realistas. Tener el deseo de cumplir un objetivo concreto proporciona una sensación de propósito en la vida. Igualmente, lograr dichos propósitos genera un sentimiento de logro asociado a las emociones agradables que produce la dopamina.Ten en cuenta el importante papel que cumple este neurotransmisor en tu vida y decídete a realizar las actividades que pueden potenciar su aparición.
    Si estás viviendo un momento complicado, quizá sea hora de ponerte manos a la obra para equilibrar tus niveles de dopamina.