La glándula pineal es una estructura de reducido tamaño ubicada en el diencéfalo, una de las principales regiones del cerebro. Se trata de una pequeña glándula endocrina que, entre otras cosas, controla la gestión de los ritmos circadianos para favorecer la activación y descanso del cuerpo según el momento.

Debido a sus importantes funciones para el correcto desempeño del organismo, su mal funcionamiento se relaciona con algunas patologías.

¡Descubre toda la información!

 

   Anatomía 

  • La glándula pineal es una estructura de color gris cuyo tamaño se desarrolla hasta el segundo año de vida. Aun así, su peso incrementa hasta la etapa de la adolescencia.
  • Es interesante señalar que se compone de 5 células distintas, en especial de pinealocitos que tienen como misión la producción de melatonina. Se trata de una hormona presente en multitud de seres vivos que interviene en diferentes procesos biológicos, como la pigmentación de la piel. De hecho, la carencia de dicha sustancia puede ocasionar alteraciones del sueño o ciertos trastornos psicológicos.

    Funciones

  • Además de segregar melatonina, la glándula pineal se encarga de regular las hormonas sexuales que son responsables del deseo sexual. De la misma forma, consolida el sistema inmunitario y gestiona diferentes funciones endocrinas, como el crecimiento o el desarrollo del metabolismo.
  • Asimismo, la glándula pineal cumple un propósito vital dado que regula tanto el ciclo de sueño como los estados emocionales. De hecho, una de sus misiones es controlar los niveles de estrés, por ello se relaciona con la producción de endorfinas.
  • Esta glándula además contribuye a incrementar la masa ósea, lo cual se traduce en la prevención de la osteoporosis.
  • Por último, este órgano se halla vinculado a procesos cognitivos, como la memoria y la concentración.

 

Síntomas relacionados

Cuando la glándula pineal no funciona adecuadamente, esto puede comportar una serie de problemas de salud. Por eso, es vital prestar atención a los siguientes síntomas que podrían ayudar a detectarlo.

  • Náuseas y vómitos, cefaleas y temblores.
  • Desajustes menstruales.
  • Osteoporosis.
  • Desequilibrio emocional de carácter intenso.
  • Cambios notables en el ritmo del sueño.

 

 Enfermedades asociadas a la glándula pineal

Estas podrían ser algunas de las enfermedades asociadas a la sintomatología anterior:

  • Osteoporosis. Esta enfermedad implica un deterioro significativo de los huesos que puede tener serias consecuencias para la salud.
  • Diferentes tipos de tumor localizados en la glándula pineal.
  • Posible deterioro en las funciones cognitivas.
  • Aparición de alteraciones mentales. Los trastornos del sueño son los que con mayor frecuencia se relacionan con un mal funcionamiento de la glándula pineal al controlar los ritmos circadianos.
    Igualmente, podría vincularse a trastornos depresivos si no se produce una liberación suficiente de endorfinas. Estas sustancias denominadas popularmente “las hormonas de la felicidad” son las responsables del bienestar psicológico.

 

Como puedes comprobar, la glándula pineal es un órgano muy pequeñito pero con funciones muy relevantes para el organismo. Por esa razón, es vital atender a los síntomas que podrían estar indicando algún deterioro de esta zona del cerebro. Los mismos podrían ser el signo de algunas enfermedades realmente graves.

¡No lo pases por alto!