Cómo dejar a tu pareja es una cuestión peliaguda que necesita ser abordada con profundidad. Por ese motivo, antes de tener la conversación definitiva para romper para siempre una relación, resulta urgente atender tanto a la forma como al contenido.

Si deseas finalizar tu idilio sentimental pero no sabes de qué manera proceder, entonces benefíciate del apoyo que te suministramos.

¡Presta atención a cada detalle!

 

Elementos a tener en cuenta para finalizar la relación

Pasar por el duro trance de acabar con una relación amorosa no es plato de buen gusto para nadie, ni siquiera para quien toma la iniciativa. Ciertamente se trata de un momento delicado que aflora sensibilidades y nos coloca en una posición de suma vulnerabilidad.

Aun así, cómo dejar a tu pareja sin dramas es posible siempre y cuando no pases por alto estos interesantes consejos:

  • Muéstrate honesto y empático. Para poder seguir adelante y vivir el proceso de duelo de forma natural tras una ruptura, es necesario que el otro entienda el motivo por el que la relación termina. En algunas ocasiones, es difícil recomponerse cuando el fin de una relación es abrupto y falto de explicaciones. La otra persona merece conocer las razones que te impulsan a tomar esta decisión y tu te liberarás al exponer tus argumentos.
  • Escoge el momento y el lugar idóneo. Tan importante es cuidar lo que se comunica como elegir el instante adecuado para hacerlo. Así que asegúrate de que se trata de una conversación privada y de haber preparado a la otra persona para esa conversación para finalizar la relación. Tu también asegúrate de saber exactamente de qué manera vas a expresarte.
  • Cuida tu lenguaje verbal y no verbal. No es momento de realizar acusaciones así que evita dejar a tu pareja mediante una pelea innecesaria. En su lugar, comunícate de forma asertiva sin recurrir al dedo acusador, esto es, opta por hablar de cómo te sientes y no de cómo te hace sentir la otra persona. Igualmente, muestra una actitud serena y relajada. No es conveniente mantener un comportamiento hostil o inmaduro.

 

Consideraciones adicionales

Finalizar una relación nunca es fácil, especialmente cuando dos personas han vivido juntas una experiencia emocional muy intensa. Por esa razón, date tiempo para considerar cuáles son tus sentimientos y si merece la pena luchar para salvar el vínculo que tenéis.

En muchas ocasiones, sin embargo, romper una relación que ya no funciona y que presenta claras señales de deterioro resulta ser la mejor opción. Así que si este es tu caso, dejar a tu pareja podría ser la decisión más saludable para los dos. A partir de entonces cada uno puede iniciar el camino hacia la recuperación de este bache y posiblemente a una evolución personal.

Cómo dejar a tu pareja puede además ayudarte a poner en práctica valores importantes como la comprensión, el respeto, la tolerancia y la empatía. De esta manera, podrás extraer una lección valiosa con múltiples aplicaciones.

Recuerda: Cualquier final puede convertirse en el principio de algo mejor.