A menudo, la idea de buscar la pareja ideal se nos mete muy a fondo en la cabeza. Normalmente, esto suele empeorar las cosas, pues nos genera cierto grado de ansiedad y estrés que hace que los resultados de nuestras citas no sean como habíamos imaginado. En este punto, es importante no obsesionarse y tratar de ser coherentes con nosotros mismos.

Buscar pareja sin caer en la obsesión

Buscar pareja puede ser un proceso complicado hoy en día, donde el contacto personal puede quedar bastante relegado al uso de las redes sociales. Pero si sabemos verle el lado positivo, nos daremos cuenta de que estas herramientas son ventajas para nuestro proceso de búsqueda. Pues nos permiten llegar a más gente a la vez y ampliar así nuestra lista de contactos y posibilidades.

Es importante recordar que debemos sentirnos cómodos cuando conocemos a alguien y, para eso, debemos ser nosotros mismos. Forzar situaciones o comportamientos que no nos representan solo aumentará el nivel de angustia en las citas. Además de que daríamos una imagen irreal de nosotros que no podremos seguir manteniendo a la larga.

Por otro lado, ser sinceros nos ayudará a sentirnos más seguros. Decir lo que realmente pensamos y lo que percibimos del otro facilitará la comunicación y nos evitará más de un malentendido.

Cómo evitar obsesionarse por tener pareja

No debemos obsesionarnos con la idea de encontrar a alguien, sino disfrutar del tiempo que compartimos mientras conocemos a los demás. Cada cita es una oportunidad para descubrir a nuevas personas y compartir experiencias. Incluso para ayudarnos a tener más claro aquello que buscamos en el otro.

Algunos trucos que pueden ayudarnos a no caer en la obsesión por tener pareja son los siguientes.

– Disfrutar de la soltería, no estar en pareja no tiene por qué ser algo negativo. Dedicarse tiempo a uno mismo y a conocerse mejor, mientras mantenemos las puertas abiertas a una nueva relación, es una buena opción.

– Olvidarnos del reloj biológico, no hay un momento perfecto ni una edad adecuada o límite para encontrar pareja. Lo que realmente importa es ser feliz con las personas que tenemos a nuestro alrededor.

– Fuera mitos, manteniendo alejada la idea de la media naranja de nuestra cabeza. Debemos conocer a las personas y descubrir aquello que nos gusta de ellas, sin ideas preconcebidas.

– No todo es el amor en pareja, sentir el amor romántico y correspondido es una de las mejores cosas que podemos experimentar. Pero no olvidemos que hay más formas de amar, debemos disfrutar también del amor de nuestras amistades y de la familia.

No hay por qué renunciar a buscar pareja y encontrar a esa persona especial con quien compartir nuestra vida, pero tenemos que recordar que mientras aparece también podemos ser felices.