Superar un divorcio implica pasar su correspondiente duelo y asumir los cambios que supone pasar a una nueva etapa de nuestra vida. Por ello, a continuación contaremos en qué consiste el duelo de un divorcio y algunas pautas para superarlo.

El duelo del divorcio

Durante la separación se suceden diferentes emociones al mismo tiempo, como por ejemplo la tristeza, la frustración y el enojo. Pero también se recuerdan las malas experiencias y se siente que se ha perdido el tiempo. En función de la inteligencia emocional que tenga cada persona y de su personalidad, esta etapa se pasará de un modo u otro. Aun así, hemos de incidir en que cualquier tipo de reacción será natural.

Negación

Durante este período, podremos pensar que esta etapa se puede evitar y trataremos de hablar con nuestra pareja. Por otro lado, puede que quizás lo obviemos para que la situación se resuelva por sí misma. Sentirnos tristes es normal.

Enojo

Esta es una de las emociones más complicadas de manejar. Sentiremos una pérdida de control y analizaremos los errores propios y los de nuestra antigua pareja. Nos recriminaremos pequeños detalles que creamos que pudieron desencadenar la separación.

Cuando no encontremos la solución, nos enfureceremos, pero la mejor solución posible no es otra que calmarnos. Analizar las cosas desde otro punto de vista nos ayudará a evitar situaciones erróneas, como la venganza, y a superar un divorcio.

Negociación

En esta fase creeremos que podemos restaurar la relación e iniciaremos diferentes promesas que ni desearemos ni podremos cumplir. No es un buen momento para comprometerse de ninguna forma.

Tristeza

Para superar esta pérdida emocional y la sensación de tristeza, no hay que caer en la autocompasión. Es mejor organizar planes que nos mantengan ocupados, aunque no queramos llevarlos a cabo.

Artículo relacionado  Juegos en pareja para consolidar el vínculo afectivo

Aceptación

En este instante asimilaremos el nuevo estatus y nuestra vida comenzará a tomar sentido. Nos sentiremos optimistas y podremos ver el abanico de oportunidades que se nos abre.

Superación

Tras el divorcio, habremos aprendido a vivir nuestra nueva vida y no soñaremos con recuperar esa relación. Habremos pasado página.

Estrategias psicológicas para superar un divorcio

Algunas de las actitudes más sencillas para superar este proceso son:

– No tener pensamientos de culpabilidad.

– Desahogarnos cuando lo necesitemos.

– Aceptar que en ciertas fechas podremos sentirnos mal, como por ejemplo en cumpleaños, en Navidad o en un aniversario.

Perder el apego a las vivencias matrimoniales.

– Afrontar que habrá recaídas dolorosas.

– Aprender de nuestros errores.

No victimizarnos.

– Imprimir un nuevo significado a nuestra vida.

– Disfrutar de aquellas cosas que nos hacen felices.

En definitiva, superar un divorcio no es más que comenzar una nueva etapa de nuestras vidas. Como en toda ocasión, hay que aprender de ella, crecer como persona y encontrar las oportunidades que nos ofrece la nueva situación.