Son muchas las personas cuyas relaciones de pareja se están viendo afectadas a lo largo de esta crisis del Covid-19. Lamentablemente, las que más sufren son las que permanecen aisladas en sus respectivos domicilios sin poder verse o tocarse.

Sabemos que las relaciones sentimentales en la distancia nunca han sido fáciles. No obstante, esta situación crea un ambiente de frustración e impotencia entre las parejas que aun viviendo cerca no pueden establecer un contacto físico.

Parejas y coronavirus: efectos negativos de la separación 

Las personas que tienen cierto grado de dependencia emocional hacia sus parejas probablemente experimentarán sensaciones negativas de soledad, irritabilidad y melancolía. Igualmente, los individuos que mantienen relaciones más sanas también sufren los efectos negativos de la separación obligada.

Y es que la ausencia de contacto cara a cara puede llegar a enfriar vínculos menos sólidos y estables. El tiempo separados podría, asimismo, favorecer la reflexión sobre la propia relación y contribuir a que esta termine o, por el contrario, se refuerce.

Normalmente, aquellos idilios románticos que siempre se han caracterizado por su complicidad y consistencia suelen sobrevivir de manera óptima a este tipo de reveses. Son muchos los que, decididos a conservar la llama del amor intacta, se las ingenian a las mil maravillas para mantener la intimidad de su relación.

Cómo superar la separación

Un factor muy positivo es que ahora las parejas pueden practicar la escucha activa y la comprensión para hacer que su relación se fortalezca. Tienen la oportunidad de volver a descubrirse, darse sorpresas, pensar en maneras de pasar el tiempo juntos y sobre todo apoyarse en este duro trance que supone el coronavirus.

Solo estrechando los lazos que les unen, se sentirán más fuertes para hacer frente a la crisis unidos y así poder disfrutar del tiempo en pareja después. Cosas como planear proyectos futuros, hablar de la relación o ser paciente resultan ser muy beneficiosas para el buen funcionamiento de la pareja.

Como último punto, has de tener en mente que los vínculos amorosos no solo se resienten por la separación. Además de ese, otros factores relacionados como los efectos negativos del confinamiento, la pérdida de trabajo o de un ser querido suelen también hacer mella. Por ese motivo, las parejas han de empatizar entre ellas y tener una comunicación verbal fluida acerca de sus emociones y sentimientos.

Conclusiones

A pesar del impacto negativo que este bache supone para una relación sentimental, al final el reencuentro entre dos personas que se aman puede ser maravilloso. Y es que el subidón de adrenalina que ocurre como consecuencia de ese acto no tiene precio.

Piensa que cuando todo esto acabe, poder resucitar la excitación que produce ver a la pareja de nuevo dotará a tu relación de una intensidad renovada. Y este hecho ayudará a reforzar lazos y permitir que el vínculo pase a otro nivel.

Como dicen por ahí, “no hay mal que por bien no venga”; así que saca provecho a la situación.

¡Adelante!