La masturbación femenina fue una cuestión a la que poca importancia se le daba en siglos pasados. Y es que únicamente era el placer sexual del hombre el que ocupaba un puesto prioritario. Así, muchas mujeres desconocían por completo su cuerpo ya que nunca llegaban a alcanzar el clímax durante las relaciones sexuales.

Hoy en día, aprender a cómo masturbar a una mujer para que esta se aproveche de todos los beneficios es un asunto de interés. Así que si deseas complacer a tu pareja al máximo, ¡no te pierdas esta información!

 

Pasos a seguir para estimular sexualmente a una mujer

Conseguir que tu pareja alcance nuevas cuotas de placer no es tan difícil como imaginas. Tan solo has de comprender algunas cuestiones fisiológicas para poner en práctica tácticas especiales, como las que te presentamos:

  1. Cómo masturbar a una mujer eficientemente se hace de menos a más. En efecto, es interesante excitar algunas zonas erógenas femeninas como el cuello, el pecho o el vientre antes de proceder a la masturbación propiamente dicha. De esta manera, se consigue aumentar el espectro de sensaciones corporales positivas previas a la estimulación del clítoris.
  2. Seguidamente, puedes jugar un poco acariciando la zona de los muslos y las ingles de tu pareja a través de un sensual masaje. Nada le hará disfrutar más que la tensión sexual del momento y sobre todo que te tomes el tiempo necesario para satisfacer pasionalmente sus deseos. Compartir este tipo de intimidades os acercará aún más.
  3. Tras este proceso, es momento de tomar acción estimulando la parte inferior de la vagina. Los movimientos circulares han probado ser muy útiles para conducir a una mujer al orgasmo, pero para que sean efectivos has de aumentar la intensidad poco a poco. Además, puedes emplear juguetes sexuales para hacer la experiencia todavía más divertida y placentera. ¡Échale imaginación!
  4. A continuación, es una buena idea centrarse en los labios menores para lograr que la sensación de disfrute sexual sea lo más completa posible. Y cuando ya no puedas resistir más la tentación y observes que la otra persona se muestra receptiva, es momento de acariciar el clítoris.
    Como ves, cómo masturbar a una mujer no está solamente relacionado con esta parte de la vagina sino que implica muchas más zonas sensibles que poseen un papel fundamental.

 

Recomendaciones finales

Si tu objetivo es el de aprender a cómo masturbar a una mujer con éxito, entonces sigue a rajatabla los pasos que te indicamos. De cualquier modo, cada persona es diferente por lo que sería muy aconsejable que descubrieras cuáles son las formas en que tu pareja realmente disfruta. Así, podrás dedicarte plenamente a ello sin correr el riesgo de fracasar en el intento.

Eso sí, es importante tomarse las cosas con calma y no apresurarse bajo ningún concepto.
Asimismo, tu pareja y tú requeriréis un tiempo de conoceros sexualmente para poder gozar de la masturbación mutuamente.

Como en cualquier otro ámbito, la práctica hace al maestro.

¡Adelante!