El hecho de sentir que nuestra pareja nos utiliza sexualmente, tener la sensación de que solo acude a nosotros cuando necesita sexo o que incluso durante el acto se preocupa únicamente de su propio placer sin importarle nuestros sentimientos en absoluto son indicios que pueden estar relacionados con el llamado narcisismo sexual.

Este trastorno es muy similar en ciertos aspectos a la personalidad narcisista y se identifica con ciertas características:

– Nunca se ponen en el lugar de otras personas, solo se preocupan por sus propias necesidades, es decir, tienen una empatía muy baja.

– Durante el acto sexual únicamente buscan su placer, son egocéntricos sexualmente.

– Prefieren las relaciones esporádicas y sin compromiso alguno.

– Necesitan dominar y controlar totalmente a las demás personas.

– Se creen superiores al resto.

– Les preocupa mucho su físico.

¿Qué es el narcisismo sexual?

Las personas que sufren este trastorno de la personalidad son en la mayoría de los casos expertos seductores. Estos suelen ser atractivos físicamente y, además, aparentan ser muy cariñosos y atentos ante los desconocidos especialmente.

De esta manera, pueden embaucar a cualquier persona a través de su dialéctica y apariencia, sobre todo a personas con una baja autoestima.

Sin embargo, sabemos actualmente que estos padecen una falsa sensación de valor personal y competencia. Solo piensan en sí mismos y son insensibles, incapaces de ponerse en el lugar del otro.

Consecuencias en la relación de pareja

¿Qué ocurre cuando nos encontramos ante un narcisista sexual en nuestra vida? Al inicio de la relación todo son buenos momentos, aunque con el tiempo se desenmascaran personalidades ocultas.

La víctima descubre que las cosas no van bien, estos individuos dejan cada vez un vacío mucho más grande. Los encuentros sexuales únicamente ocurren cuando esa persona está dispuesta y a su antojo. Lo que empezó siendo pasión se transformó en sufrimiento, derivando hasta en humillación.

Una vez nos encontremos en esta situación podemos reprochar esta actitud narcisista, aunque estas personas nunca llegarán a reconocer sus errores por la falta de empatía. Con frecuencia, intentan defenderse con ciertas frases:

– “Mis antiguas parejas piensan lo contrario”.

– “Eres demasiado exigente conmigo”.

– “Esto nunca me ha pasado anteriormente”.

– “Si no llegas al orgasmo no es por un problema mío”.

Es decir, tratará de culpar a su pareja y tomar el papel de víctima, nunca se planteará la posibilidad de estar equivocado. En el caso del sexo, esto es de vital importancia, ya que satisfacer a tu pareja es esencial.

Como conclusión, debemos entender que las personas con un perfil de narcisismo sexual rara vez aportan algo en la vida de sus parejas. De hecho, tienden a alimentar su ego a través de los demás. Y tampoco identificarán como equivocado su propio punto de vista.