El sexo tántrico se diferencia del sexo tradicional en que se enfoca más en la parte emocional que en la parte física. De ese modo, tiene como objetivo crear un profundo vínculo entre dos personas. El mismo se centra más en la energía durante la experiencia sexual que en otros aspectos, como alcanzar el orgasmo.

Si te produce curiosidad, ¡no dejes de leer lo que viene a continuación!

 

El  tantra

Para tratar el sexo tántrico, es importante hablar sobre el tantra. Pues bien, se trata de una filosofía de vida basada en la conexión espiritual con uno mismo, con las demás personas y el entorno.

En cuanto al sexo tántrico, conviene especificar que este no es una práctica sexual como tal sino más bien una manera determinada de concebir y vivenciar la sexualidad. En resumen, se basa en la unión de los cuerpos – más allá de los genitales- para beneficiarse de una experiencia intensa y llena de matices.

 

Principios fundamentales

El sexo tántrico, relacionado con esta doctrina esotérica que comentábamos, se apoya en algunos preceptos básicos que te gustará conocer:

  • Mas allá de lo físico. El acto sexual no solo implica el goce corporal sino que además guarda relación con las sensaciones que se perciben fuera de este plano. Así que es importante mostrarse receptivo para captar todas aquellas sutilezas que a menudo pasan desapercibidas.
  • Experimentar con los cinco sentidos. El sexo tántrico te adentra en un mundo infinito de posibilidades que pueden percibirse a través de tus sentidos. Solo has de estar preparado para tomar plena conciencia del momento presente y dejarte llevar para disfrutar de un momento único.
  • Complicidad. Llegar a un alto grado de compenetración con la pareja es lo que se espera como resultado de vivir el sexo libremente y sin prisas. El sexo tántrico os hará conectar física y emocionalmente para que os reencontréis con vuestra esencia.
  • Fuera tabúes. El sexo es el pegamento que une a los dos miembros de la pareja, por lo que ha de experimentarse sin complejos ni barreras de ningún tipo. Además, es básico vivirlo desde la aceptación corporal propia y de la otra persona para deshacerte de prejuicios u otras trabas mentales.
  • Control de la eyaculación. El dominio del orgasmo resulta vital para alargar el proceso sexual y beneficiarte así de todas las emociones experimentadas. Recuerda de que lo que se trata aquí es de gozar sin límites por encima de la penetración o el clímax.

    Elementos a tener en cuenta

    Si tu pareja y tú os decidís a vivenciar vuestra sexualidad de una forma más especial, aquí tienes las claves del sexo tántrico:

  • Preparad un entorno ideal que invite a la conexión física y emocional. Música relajante y un ambiente íntimo os ayudará a sentiros en calma.
  • Acompasad el ritmo de vuestra respiración para facilitar la relajación.
  • Estableced contacto visual para lograr una mayor conexión.
  • Incrementad el nivel e intensidad de vuestras prácticas.El sexo tántrico podría convertirse en una interesante amalgama de percepciones.

    ¿Por qué no probarlo?