Al coito doloroso se lo conoce de forma clínica como dispareunia. Este trastorno afecta a las relaciones sexuales, sobre todo de las mujeres, y su origen puede ser psicológico. Se puede dar tanto en el instante de la penetración como tras el coito. Veamos qué es y cuáles son sus posibles tratamientos.

Qué es la dispareunia

Una coitalgia, como también se denomina, es el dolor que se produce durante el transcurso de un coito y es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Además del dolor, la persona puede tener otros síntomas como picor, escozor o ardor.

En el caso de los hombres, este dolor se puede producir al eyacular y puede afectar tanto al aparato genital externo como al interno. En el caso femenino, puede afectar a la zona pélvica, al abdomen o al área interna de la vejiga.

Las causas de este trastorno pueden ser psicológicas, como la falta de excitación, una mala educación sexual, tener problemas emocionales o de ansiedad o haber pasado por experiencias traumáticas. Por otro lado, las podemos diferenciar también por género.

Hombres. El origen puede ser una infección que afecte a la vejiga, la uretra, las vesículas seminales, una fimosis o una curvatura anormal del pene.

Mujeres. En ellas, el dolor se asocia al vaginismo, el puerperio, una enfermedades pélvicas con inflamación, endometriosis, anovulación… Aun así, también tenemos que mencionar causas como el uso del jabón para el lavado vaginal, las infecciones urogenitales o el contacto con agentes espermicidas.

Posibles tratamientos

Los tratamientos de la dispareunia dependerán del origen del dolor. Así podemos utilizar tratamientos psicológicos y farmacológicos.

Tratamientos psicológicos

En estos tratamientos se incluye la terapia de desensibilización con ejercicios de relajación vaginal, que podrá aliviar el dolor. Por otro lado, la terapia cognitiva conductual nos ayudará a cambiar los comportamientos negativos y los patrones de pensamiento.

Asimismo, también se puede dar apoyo psicológico con terapia sexual. Si una pareja ha evitado la intimidad debido a que las relaciones eran dolorosas, es posible que sea necesario mejorar la comunicación entre ellos.

Tratamientos farmacológicos

Si la dispareunia se produce como consecuencia de una enfermedad, tratar su causa puede resolver el problema. Pero también hay que saber que algunos medicamentos reducen la lubricación, por lo que el dolor puede desaparecer si cambiamos dicha medicación.

Las mujeres que ya han pasado la menopausia sienten dolor como consecuencia de una insuficiente lubricación que se produce por la falta de estrógenos. Son momentos en los que lo normal es aplicar en la vagina estrógenos tópicos o cápsulas vaginales diarias.

En cualquier caso, lo adecuado es recurrir a un profesional sanitario para que nos recomiende un tratamiento personalizado. Así podremos combatir la dispareunia y podremos disfrutar de todo el placer de las relaciones sexuales.