Nadie dijo que el amor fuera fácil, y precisamente las relaciones a distancia son un buen ejemplo de este dicho. En efecto, la falta de contacto físico diario así como la ausencia de convivencia podría desgastar el vínculo.
Además, es posible que ambas partes de la pareja no lleguen a conocerse de verdad especialmente si la relación siempre se ha establecido en la lejanía.

Por eso, te ofrecemos unas recomendaciones básicas para mantener viva la llama del amor.

¡Adelante!

 

Consejos clave para las relaciones en la lejanía

Las relaciones a distancia son complicadas en todos los casos. No importa si se trata de un idilio con lazos sólidos, vivir separados de la pareja siempre acaba haciendo mella. Para evitar que la relación se enfríe a causa de este hecho, podrías beneficiarte de estos útiles consejos:

  1. Mantente conectado. Aunque resulta obvio, a veces se nos olvida que el amor hay que nutrirlo todos los días. Por eso, es necesario conectar con la pareja de formas diversas. Por suerte, en la actualidad las redes sociales o las aplicaciones de mensajería instantánea nos permiten vernos y enviarnos mensajes en tiempo real para disfrutar de la compañía mutua. De ese modo, sentir esa conexión especial otorga fuerzas para seguir adelante.
  2. No dejes de sorprenderle. La magia del amor permanece viva mientras que las dos personas se esfuercen por alimentarla. Así, las continuas muestras de cariño en forma de pequeñas sorpresas fomentan la ilusión y las ganas de compartir momentos juntos. Piensa de qué maneras podrías impresionar a tu pareja para demostrar tu nivel de implicación. ¡Sé creativo!

3. Evalúa tu relación de pareja. Las relaciones en la lejanía, a menudo, son idílicas precisamente porque la falta de contacto cercano favorece la idealización del otro. Para evitar que esto suceda, permítete analizar el estado de tu relación actual. Si sientes que necesitas conocer más a tu compañero sentimental, puedes proponerle una serie de juegos para fortalecer vuestra unión.

4. Vigila tu estado emocional. Mantener relaciones a distancia puede suponer una verdadera odisea emocional para aquellas personas que son muy sensibles o que tienen dificultades para adaptarse a los cambios. Por ese motivo, resulta especialmente importante cuidar la salud emocional para enfrentarse a los retos de esta nueva etapa.

 

Consideraciones adicionales

Las relaciones a distancia pueden poner a prueba la resiliencia y, en ocasiones, se trata de fases necesarias para crecer sentimentalmente y agradecer la unión con el otro. Básicamente, aprender a respetar las necesidades de la pareja y a confiar en la fortaleza del lazo afectivo es fundamental para desarrollar la paciencia y la empatía.

Estar alejados por un tiempo puede ayudaros a integrar cada nuevo obstáculo con perspectiva así como sentar las bases de una dinámica más sana. Establecer un renovado modelo de comunicación basado en la comprensión y la validación emocional será el efecto final más poderoso.

De esa manera, es importante buscar las ventajas de las relaciones a distancia para mirar al presente con optimismo y no con frustración. Cuando en el futuro podáis estar juntos, recogeréis los frutos de vuestro buen hacer.