Volver con tu ex es una decisión extremadamente importante que merece toda tu consideración. Sin embargo, cuando se ha vivido una relación marcada por una fuerte toxicidad debido a patrones de comportamiento insanos, quizá no sea una buena idea reanudar el idilio. En esos casos, es común adoptar las conductas y actitudes de costumbre lo cual deriva en sufrimiento emocional para ambos.

Por suerte, en otras situaciones retomar la relación puede suponer un antes y un después en tu vida.

¡Presta atención a todos los detalles!

 

Ventajas de volver con tu ex

Ciertamente, recuperar un idilio romántico que te hace sentir bien puede devolverte la ilusión por el amor. Además, podría ayudar a reforzar los lazos afectivos. De hecho, las rupturas son sanas ya que ayudan a reflexionar sobre la naturaleza de la relación. Así, ver los conflictos con perspectiva es útil para detectar los elementos que no funcionan para abordarlos por medio de estrategias más apropiadas.

Durante ese tiempo, es posible valorar con objetividad si merece la pena luchar por conservar dicho vínculo o si este debería romperse para siempre.
Generalmente, tomar distancia resulta vital para analizar exhaustivamente qué es lo que realmente te aporta la otra persona y todo lo que uno está dispuesto a hacer -dentro de unos límites adecuados- para conservar la relación.

 

Elementos a tener en cuenta

Cabe destacar que es verdaderamente importante aprender a establecer límites claros mediante una comunicación asertiva. De esa manera, las dos partes de la pareja serán capaces de resolver sus conflictos desde la madurez.
Por el contrario, las relaciones caracterizadas por la intolerancia, la falta de empatía y la presencia de dinámicas dañinas, como el chantaje emocional o los celos obsesivos, han de estar irremediablemente condenadas al fracaso.

De ese modo, si deseas retomar la relación con tu ex es urgente identificar los errores que ambos estáis cometiendo para llegar a un punto de unión. Para que una relación funcione, los dos miembros de la pareja deben esforzarse por dotar al vínculo de una renovada dimensión. En este empeño, es necesario reconocer los propios fallos y proponer nuevas formas de responder ante diferentes estímulos.

Volver con tu ex podría significar así el principio de una nueva dinámica a través de la cual te permitas crecer y evolucionar junto a tu pareja. Y es que al igual que las personas, las relaciones deben evolucionar a lo largo del tiempo para que estas puedan convertirse en uniones sólidas y duraderas.

 

Conclusiones finales

En última instancia, madurar de manera individual así como admitir las propias faltas y ceder en determinadas circunstancias son algunas de las claves del éxito. Si tu objetivo es volver con tu ex, ten en mente este tipo de consideraciones para desarrollarte a nivel sentimental.

Para beneficiarse de los mejores recursos, es posible acudir a terapia de pareja si ambos estáis dispuestos a volver a intentarlo. De ese modo, un profesional te ofrecerá las técnicas necesarias para que tú y tu compañero sentimental alcancéis vuestra meta.

¡Las segundas partes, a veces, son las buenas!