El concepto de trastorno de personalidad define aquellas condiciones mentales que se caracterizan por el desarrollo de pensamientos negativos. Este patrón nocivo influye en el comportamiento del afectado que suele manifestar actitudes inflexibles, lo cual denota un problema psicológico de cierta gravedad.

Quienes los padecen poseen dificultades en diferentes áreas de su vida a lo largo del tiempo. Descubre ahora algunas de las afecciones más comunes y cómo podrían llegar a condicionar el bienestar y el crecimiento personal.

 

Tipos de trastorno de personalidad más frecuentes

Te contamos algunos de los rasgos de personalidad de quienes sufren alteraciones en su conducta. Las causas podrían ser negligencia infantil, abusos o traumas, entre otros.

Personalidad obsesiva-compulsiva

El trastorno de la personalidad conocido como TOC tiene como síntoma principal una constante necesidad de mantenerlo todo bajo control. Una de las obsesiones más comunes está relacionada con la limpieza y la pulcritud de los espacios.

Los individuos más propensos a un TOC son aquellas personas excesivamente responsables que les cuesta relajarse y ser flexibles. Por ejemplo, necesitan mantener un estricto cuidado de la salud o del hogar.

Este desorden mental puede realmente hacer mella, ya que el estrés y las continuas preocupaciones podrían seriamente restar calidad de vida a sus pacientes.

Personalidad narcisista

Los individuos con este tipo de personalidad tienen una visión exageradamente positiva de sí mismos, hecho que provoca que su autoestima sea insana. Al creerse superiores a los demás y no poseer una empatía desarrollada, básicamente se encargan de satisfacer sus propias necesidades usando a otras personas a su antojo.

Además, manifiestan una necesidad patológica de lograr la admiración ajena al estar convencidos de ser especiales y diferentes.

La cruda realidad es que tienen unos vacíos emocionales muy grandes que suelen remontarse a su infancia, etapa en la que fueron poco vistos o reconocidos e inclusos maltratados psicológicamente.

Personalidad paranoica

Los individuos que sufren este trastorno de la personalidad desconfían excesivamente de otras personas. Normalmente consideran que los demás hablan de ellos a sus espaldas e incluso conspiran en su contra, aunque no existan evidencias sólidas.

Esta condición se caracteriza por un recelo sobre las acciones de los demás. Los síntomas paranoicos no aparecen constantemente pero sí tienen un impacto muy negativo sobre la vida social, sentimental y laboral de los afectados.

Como resultado, estos no interpretan correctamente las buenas intenciones de alguien y se sienten ofendidos fácilmente.

Tratamiento psicológico

A nivel terapéutico, uno de los métodos con mayor nivel de eficacia para el tratamiento de los trastornos de la personalidad es el cognitivo conductual. Se trata de abordar el problema desde la aceptación y la apertura mental. Esto se consigue principalmente mediante el diálogo que conduce al paciente hacia un nuevo modelo de pensamiento.

Las herramientas del terapeuta estarán a su disposición para dotar al cliente de potentes recursos para la regulación emocional y la conciencia de sus comportamientos insanos. Entender, además, el origen del problema resulta clave para comprender la naturaleza de la propia personalidad y resolver los conflictos del pasado.