Cómo ayudar a una persona con depresión es una incógnita con difícil respuesta. Ciertamente, estar al lado de alguien que está atravesando un verdadero infierno puede convertirse en una hazaña desafiante.

Al igual que la persona enferma, sus familiares cercanos padecen en primera persona los efectos destructivos de un mal psicológico de dimensiones estratosféricas. Si quieres acompañar a alguien en este proceso, ¡lee con atención!

 

Escucha activa

Cómo ayudar a una persona con depresión comienza por la escucha activa y la validación emocional. Cuando alguien sufre esta enfermedad experimenta un bloqueo emocional muy grande que no le permite avanzar con su vida. En este momento, necesita gente cerca que esté dispuesta a ofrecer su amabilidad y empatía.
Aunque no sepas exactamente lo que el otro está sintiendo, esfuérzate por entender que las emociones pueden sumirte en un verdadero abismo cuando no sabes manejarlas eficazmente.

 

Paciencia

Es conveniente cargarse con buenas dosis de paciencia para lidiar con una persona deprimida. La misma experimentará estados de humor muy cambiantes a lo largo del proceso. No es de extrañar, por tanto, que manifieste actitudes irascibles o incluso violentas. Además, la sensibilidad está a flor de piel, por lo que cualquier dificultad se vivencia con mucha angustia y desasosiego.

Por esa razón, a veces, es vital hacerle saber al otro que puede contar contigo. No obstante, evita comportamientos sobreprotectores o alarmantes: la persona ha de tratar su enfermedad con naturalidad.

 

Sentido del humor

El sentido del humor tiene un poderoso efecto sobre la salud mental. En ese sentido,  puede jugar un papel fundamental como estrategia para desbloquear momentos de neurosis. Además reírse ayuda a generar endorfinas, hormonas que contribuyen al bienestar emocional.

La persona enferma necesita descargar esa tensión emocional que pone rígido cada músculo de su cuerpo, por lo que la risa puede ser una buena terapia. Eso sí, cuando no sepas cómo ayudar a una persona con depresión en relación a este punto, anímale a ver algún vídeo o película divertida que pueda disfrutar.

 

Infórmate sobre la enfermedad

Para poner en práctica las claves que te proponemos para acompañar a una persona en su proceso de depresión, debes conocer la gravedad de sus síntomas. Para ello, recaba datos a conciencia sobre la misma y podrás llegar a comprender parte de su naturaleza.

Si la persona en cuestión no se encuentra en tratamiento psicológico y observas un empeoramiento severo de su situación, proponle buscar ayuda externa. Un profesional de la salud mental se encargará de darle las pautas necesarias para desentrañar la raíz de su sufrimiento si se desconocen las causas. Asimismo, le enseñará a desarrollar estrategias de afrontamiento para canalizar sus emociones intensas.

 

¿Sabías qué?

La depresión es una enfermedad emocional que te aboca a una soledad profunda caracterizada por desolación y mucho sufrimiento. De esa forma, el aislamiento social es la consecuencia lógica.

Cómo ayudar a una persona con depresión consiste en hacerle entender que no está sola aunque su cerebro se empeñe en comunicarle lo contrario.

¡El apoyo incondicional también es una buena medicina!