Detectar el síndrome de Asperger en adultos puede suponer un problema grave para la vida de la persona, ya que afecta tanto a su comunicación como a sus relaciones sociales. 

Es importante entender que se trata de una forma de autismo que podría sumir al afectado a un profundo aislamiento social. Generalmente, suele diagnosticarse en la niñez pero, en algunas ocasiones, no se hace evidente hasta la edad adulta.

¡Veamos sus principales signos!

 

Síntomas asociados

El síndrome de Asperger en adultos puede detectarse al observar algunos de estos comportamientos:

  • No poseen inteligencia emocional. De esa forma, les cuesta entender sus propias emociones y los de las otras personas. Además, carecen de empatía por lo que les resulta difícil entablar relaciones de cualquier tipo, especialmente románticas.
  • Su falta de habilidades sociales es fácilmente reconocible. Por esa razón, son percibidos por otros como personas peculiares que no saben comunicarse adecuadamente.
  • Tienden a obsesionarse con algunas de sus aficiones. Así que acaban convirtiéndose en verdaderos expertos de las materias que les apasionan. En la realización de tareas, suelen ser rigurosos y perfeccionistas.
  • En general, les cuesta encajar entre grupos de personas de su misma edad debido a su carencia de madurez emocional derivada de su condición. Así, en muchas ocasiones, hablamos de mentes infantiles en cuerpos de adultos.
  • No entienden el lenguaje metafórico, por lo que interpretan las expresiones o frases hechas de forma literal. Este fenómeno puede dar lugar a muchos malentendidos.

 

Consejos útiles

Es interesante detectar este trastorno cuanto antes ya que presenta múltiples consecuencias para la salud en diferentes esferas. En especial, el plano social, personal y profesional resultan gravemente afectados.

Por ese motivo, deseamos suministrar algunos consejos para el síndrome de Asperger en adultos que podrían ser de extrema utilidad:

  • Para suplir su dificultad para relacionarse con otros individuos, los mismos pueden aprender algunos códigos de comunicación básicos así como ciertas convicciones sociales. De esta manera, evitarán sentimientos de inadecuación.
  • El síndrome de Asperger en adultos podría evolucionar positivamente si el afectado realiza un trabajo de introspección intenso. Con la ayuda de un terapeuta, puede comprender sus patrones de comportamiento y modificarlos en las situaciones que lo requieran.
  • Mantener una relación sentimental con una persona con este síndrome no es fácil. Por eso, es vital brindar el apoyo psicológico a la pareja desde el primer momento. Además, resulta de suma importancia entender la complejidad psicológica de este trastorno.

 

¿Sabías qué…?

El síndrome de Asperger en adultos tiene algunas cualidades positivas, ya que quienes lo padecen:

– Son concienzudos en la realización de distintos quehaceres.

– Tienen una inteligencia media o, a veces superior a la media. Además, son expertos en almacenar grandes dosis de información de las materias que les interesan.

– Son capaces de lograr objetivos concretos a nivel profesional si se traza un plan laboral definido. En especial, destacan en la producción de trabajo técnico en áreas como la informática o las matemáticas.

– A pesar de sus dificultades, pueden lograr desenvolverse en el ámbito social si aprenden a desarrollar ciertas estrategias de comunicación.