Cómo superar la ansiedad generada por el estado de alarma

Estar encerrado en casa todo el día -sin apenas poder salir a la calle- es una situación muy estresante para muchas personas. Pero mientras algunos son capaces de hacer frente a las circunstancias con templanza y actitud positiva; para otros mantener la calma no es tan fácil.

Si ya padeces un trastorno de ansiedad generalizada, lo más probable es que los síntomas de esta condición se agraven aún más en este momento tan crítico.

 ¡Presta atención a las señales de tu cuerpo!

¿Qué es la ansiedad y qué efectos produce?

Quienes nunca han experimentado estados ansiosos podrían comenzar a hacerlo debido a la ansiedad por el estado de alarma. Así que es importante armarse de recursos que permitan vencer el miedo al contagio del virus y al encierro.

Antes de nada, debes saber que la ansiedad es una respuesta normal de nuestro organismo ante la amenaza de un peligro inminente. Y aunque este mecanismo de defensa, sin duda, resultó muy efectivo para nuestros ancestros, actualmente una ansiedad excesiva solo reporta emociones físicas muy negativas.

Con la ansiedad, el cuerpo se mantiene en alerta y se prepara para “escapar del peligro”. Por eso, desarrolla una serie de síntomas físicos como una incapacidad para respirar u opresión en el pecho, taquicardias, temblores, sudoración de manos y nerviosismo entre otros. 

Consejos para la ansiedad

  1. Practica la respiración consciente. Siéntate en un sitio cómodo y respira de forma consciente cerrando tus ojos. Inhala el aire sintiendo como este se introduce en tus pulmones y se libera mediante la exhalación.
    Asegúrate, eso sí, de realizar respiraciones profundas para oxigenar bien tu cuerpo mientras observas los síntomas que experimentas sin darles importancia.
  2. Date un baño o una ducha. Si te encuentras muy nervioso, nada hay más relajante que el agua recorriendo tu piel durante unos minutos. Trata de focalizarte en esa sensación tan agradable y de destensar tus músculos.
  3. Escucha música clásica. Algunos estudios han probado la efectividad de escuchar este tipo de música para combatir los efectos de la ansiedad. No es de extrañar, pues se trata de un estilo musical suave que ayuda a transportarte a un ambiente distendido y relajado.
     
  4. Medita y haz yoga. Estas dos actividades te permiten prestar atención a tus emociones negativas y deshacerte de ellas con práctica y mucha paciencia. Si incorporas estos ejercicios a tus rutinas diarias, cada vez te resultará más fácil acceder a un estado de paz mental y bienestar corporal.
  5. Practica deporte. El ejercicio físico moderado resulta clave para liberarse de la agitación excesiva y la rigidez muscular que implica la ansiedad.

Lo más importante de todo es que lleves a cabo estas tareas poniendo toda tu atención al momento presente. 

No centres tus energías en las sensaciones físicas y psicológicas que tratan de dominar tu cuerpo. Lo cierto es que la ansiedad desaparece mucho antes cuando la observas y la dejas ir empleando estrategias como estas.

¡Deshazte del miedo!