El coronavirus está afectando a diferentes facetas de nuestra vida, pero aquella en la que el impacto suele ser mayor es en nuestro estado emocional. Y es que las consecuencias del confinamiento y de la propia enfermedad pueden tener unos efectos devastadores sobre la salud mental de muchas personas.

Por eso, es importante conocer cuáles son los principales problemas psicológicos que es posible desarrollar en esta etapa, así como sus efectos inmediatos. En consecuencia, podrás ponerle nombre a tu situación y comenzar a buscar soluciones efectivas para tratarlo.

Cómo afecta psicológicamente el coronavirus

Según tu personalidad y las circunstancias que te hayan tocado vivir durante la cuarentena, padecerás algún conflicto emocional o no.

En general, tener una buena actitud ante la vida y saber sobreponerse a las dificultades es un mecanismo de afrontamiento que podría ahorrarte muchos momentos de sufrimiento. No obstante, es normal que ciertas situaciones acaben superándote y te hagan sufrir algunas alteraciones del estado de ánimo. 

Lee con atención las siguientes:

  • Ansiedad. El hecho de estar confinado en casa por un período prolongado de tiempo puede propiciar la aparición de estados ansiosos. El agobio por no salir y el aislamiento que la cuarentena implica podrían desencadenar este estado que produce unos síntomas físicos muy concretos. Debes prestar atención a ellos para poder liberarte de los mismos.
  • Síntomas depresivos. La falta de cuidado personal y mental es capaz de causar un desgaste emocional intenso. Manifestar sensaciones de apatía, tristeza y fatiga es una clara señal de que algo no va bien. Por eso, es de vital importancia que identifiques esos sentimientos y consultes con un terapeuta al respecto si perduran en el tiempo.
  • Estrés. El estrés es una de las alteraciones que más personas suelen experimentar en momentos de crisis. La pérdida de un ser querido, el descenso de la economía y la incertidumbre laboral favorecen la aparición de este estado de excesivo cansancio mental. Ten en cuenta que el estrés tiene muchas caras y que una situación estresante continua puede poner tu salud en peligro.
  • Estrés postraumático. Algunos de los pacientes curados del Covid-19 experimentan esta condición, sobre todo si han estado hospitalizados en estado grave. Lo cierto es que padecer una enfermedad que puede ser letal en algunos casos y que podría dejar secuelas físicas no es fácil. De hecho, se trata de un evento traumático que origina precisamente esta clase de estrés.

¿Qué se puede hacer para superar estos estados emocionales?

Tener plena conexión con nuestras emociones nos va a permitir identificar o, al menos, sospechar el padecimiento de alguna de estas condiciones mentales. 

A partir de ahí, es necesario ponerse en manos de un profesional de la salud mental que te ayude a controlar tus emociones negativas. Solo así serás capaz de paliar las consecuencias psicológicas del coronavirus.

En ocasiones, deshacernos de alteraciones emocionales como estas no es tan sencillo, por lo que te recomendamos pedir ayuda externa. Además, aprenderás nuevas herramientas para desarrollar una mejor gestión emocional en el futuro.

¡Adelante!