La depresión es una enfermedad mental muy compleja que se define por una serie de señales físicas y psicológicas diversas. Es especialmente importante identificar a tiempo los síntomas de la depresión para evitar que la misma empeore.

Lo cierto es que una persona con esta patología que ignora la gravedad de su estado puede llegar a sufrir unos efectos fatales. Por eso, hoy vengo a contarte las repercusiones de sufrirla que tanto afectan la calidad de vida.

Efectos de la depresión

La depresión, bautizada en tiempos modernos como la epidemia del siglo XXI, muestra muchas caras pero todas ellas son amargas. Te enumeramos aquí los síntomas de la depresión más comunes.

Signos psicológicos

  • Nula capacidad de concentración. Cuando se sufre este trastorno es como si el cerebro tratara de “ahorrar energía”. De esta manera, resulta difícil focalizar la atención e incluso entender hasta los conceptos más simples.
  • Angustia vital y desesperación. Considerado uno de los peores efectos de la depresión, la desesperanza que consume al paciente puede ser tal que no le permita desenvolverse socialmente condenándole al aislamiento. Lo que muchos desconocen es que el dolor emocional puede alcanzar cuotas impredecibles.
  • Cambios de humor constantes. Esta enfermedad aboca a la persona a un drama emocional sin treguas. Por esa razón, es habitual que la misma se encuentre con los nervios a flor de piel y muestre una sensibilidad excesiva ante problemas insignificantes.
  • Ansiedad generalizada. La ansiedad y la depresión suelen ir de la mano, por lo que dichos trastornos del estado de ánimo normalmente aparecen juntos. La vulnerabilidad emocional del momento favorece la aparición de esta condición.
  • Falta de energía y cansancio desmesurado. En el caso de la depresión mayor, la fatiga hace mella en el desarrollo de las actividades diarias. De modo que algo tan rutinario como darse una ducha puede suponer toda una odisea.

Signos físicos

-Problemas digestivos. Son ocasionados por la ansiedad y el estrés asociado a esta enfermedad. La aparición de gastritis, por ejemplo, agudiza la pérdida de peso que normalmente tiene lugar.

-Dolores de cabeza. Este malestar suele ser recurrente y muy intenso. Así, resulta extremadamente difícil desconectar de las emociones negativas y despejar la mente.

Insomnio o sueño exacerbado. Las alteraciones del sueño son una clara muestra de este problema. Hay quienes se refugian en el sueño para escapar de su enorme dolor psíquico, mientras otros tienen dificultades para conciliarlo.

Rigidez muscular. A causa de la tensión nerviosa, es común que los músculos se pongan rígidos y se noten molestias físicas. Destensarse y relajar el cuerpo puede convertirse en todo un desafío.

¿Sabías qué…?

-Los síntomas de la depresión son variados y de diferente intensidad dependiendo del tipo de depresión que se padezca.

-En casos severos, es necesaria una combinación de fármacos y terapia para comenzar a paliar sus efectos, aunque la andadura no es fácil.

-Aprender a conectar con uno mismo y sanar heridas emocionales es un comienzo para prevenir esta clase de patologías.