La esquizofrenia es una condición mental de extrema gravedad que implica una percepción completamente distorsionada de la realidad. Aunque se trata de una patología muy dura, sus causas no están del todo claras.

Debido a las nefastas consecuencias que puede tener para el afectado y su entorno, es vital diagnosticar los síntomas de esquizofrenia lo antes posible.

¿Te atreves a averiguar sus signos más obvios?

Descubriendo sus efectos

Quienes padecen esquizofrenia muestran una incapacidad real para vivir de manera autónoma. Y es que además de tener problemas para procesar la información, sus pensamientos delirantes podrían llevarles a cometer todo tipo de atrocidades.

  • Sufrir alucinaciones. Es común ver cosas que realmente no existen o escuchar voces ajenas que ordenan actuar de una manera determinada. Sin embargo, este tipo de desvaríos suelen percibirse a través del sentido del oído.
  • Creación de delirios. Los individuos que sufren esquizofrenia tienden a interpretar erróneamente señales de otras personas, creando así falsas ilusiones. Podrían convencerse de que todo el mundo se ríe de ellos, les ignora o conspira en su contra. Por esa razón, es posible experimentar episodios de paranoia extrema.
  • Desorganización del pensamiento y del habla. Debido a una percepción equivocada de la realidad, es natural que los pensamientos no fluyan con normalidad. En consecuencia, su capacidad para hablar resulta afectada y su discurso se forma a partir de frases inconexas sin ningún tipo de coherencia.
  • Falta de autonomía. Los que sufren estos síntomas de esquizofrenia son incapaces de cuidar de sí mismos. No solo les resulta imposible tener unos hábitos de alimentación o higiene saludables, sino que no saben interactuar eficazmente con otras personas. Y es que su reducido abanico de expresiones faciales y su escaso contacto visual dificultan esta tarea tan necesaria para el ser humano.
  • Comportamientos raros e impredecibles. Sus actitudes son tan extrañas como aleatorias, pudiendo ser eminentemente infantiles o de una agresividad sin límites. Es usual, asimismo, observar en ellos posturas corporales poco adecuadas o que realicen demasiados movimientos al caminar.
  • Aislamiento social. Como resultado de su poca comprensión del ambiente y del resto de personas, es lógico que abandonen el contacto social con otros individuos. Pueden alejarse incluso de amigos y familiares.

Consecuencias de los síntomas de la esquizofrenia

Los síntomas de la esquizofrenia tienen unos efectos muy negativos para sus pacientes. Su deterioro cognitivo les impide comprender lo que sucede a su alrededor, así como interpretar correctamente sus emociones y pensamientos.

De la misma manera, sus hábitos de vida poco saludables y su retirada social reducen notablemente su calidad de vida. Todo esto sumado a una cada vez mayor incidencia de delirios podría llevar a los afectados hasta el suicidio. En cualquier caso, su esperanza de vida es menor que el de la población general al vivir entre 10 y 20 años menos.

En definitiva, lo más importante es que las personas enfermas de esquizofrenia recurran a terapias psicológicas que les ayuden a controlar sus sentimientos y acciones. Sin ningún tratamiento, sus extraños síntomas se agudizarán.