El potencial de la mente humana es más amplio de lo que podemos llegar a imaginar. Además del clásico cociente intelectual, existen otras formas para medir las capacidades de una persona. Eso es lo que apunta la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner.

Teoría de las inteligencias múltiples de Gardner

Howard Gardner ha explorado diferentes inteligencias que, al sumarlas, ofrecen una imagen aproximada del potencial real de cada persona. La teoría incluye en la actualidad ocho inteligencias, aunque es posible que todavía queden algunas por descubrir.

Inteligencia espacial

Es la capacidad para recrear un espacio de forma tridimensional. Nos permite encontrar la salida en un laberinto o conducir un vehículo. Es habitual que quienes la dominen sean dibujantes, arquitectos, diseñadores o topógrafos.

Inteligencia corporal o kinestésica

Es la capacidad para conectar y utilizar nuestro cuerpo en la expresión de sentimientos o ideas. Es característica de actores, bailarines y deportistas, ya que incluye habilidades de equilibrio, flexibilidad, destreza, coordinación, velocidad y fuerza.

Inteligencia lingüística

Es de las más valoradas. Representa la capacidad para utilizar de manera efectiva las palabras tanto de forma escrita como oral. Quienes la dominan resultan ser buenos periodistas y escritores.

Inteligencia intrapersonal

Alude a la capacidad para construir nuestra percepción sobre la organización y dirección de nuestra vida. Es efectiva para analizar sensaciones desagradables y permite extraer lecciones vitales valiosas con facilidad.

Inteligencia musical

Es la capacidad para discriminar, percibir, expresar y transformar las formas musicales. Incluye la sensibilidad al timbre, tono o ritmo.

Inteligencia interpersonal

Está basada en la capacidad para percibir diferencias con los demás y la empatía. Es esencial para las relaciones personales y comerciales.

Inteligencia lógico-matemática

Corresponde a la habilidad de realizar operaciones mentales relacionadas con un sistema formal; por ejemplo, la resolución de ecuaciones. Las personas muy buenas en este campo pueden ser excelentes filósofos lógicos, programadores y matemáticos.

Inteligencia naturalista

Es la capacidad para clasificar, distinguir y utilizar elementos del medio ambiente, urbano, rural o suburbano. Aquí se incluyen habilidades como la experimentación, observación, cuestionamiento del entorno y reflexión.

Las inteligencias múltiples en el desarrollo del niño

Los conocimientos de Gardner están íntimamente ligados a la educación, y aplicar esta teoría en la escuela cambiaría el enfoque y la visión del aprendizaje. Así, la educación tendría que personalizarse, ya que se respetarían las características de cada alumno para potenciar las inteligencias en las que destaque, pero sin olvidarnos de desarrollar también el resto.

La forma de potenciar estas habilidades es mediante diferentes actividades y juegos. Es una forma de aprender divirtiéndose. Estimular de forma adecuada la inteligencia en distintas fases de la vida nos permite aumentar nuestras capacidades.

Así pues, lo relevante de la teoría de las inteligencias múltiples no son las propias inteligencias, sino los conceptos de la cognición humana que subyacen, paralelos e independientes entre sí.