Los niños son creativos por naturaleza. Ya desde muy pequeños, ostentan la capacidad de imaginar continuamente nuevos juegos, creando casi de la nada, como por arte de magia, objetos y situaciones que les hacen pasar momentos muy divertidos. Nosotros, como padres, debemos estimular esa creatividad infantil. Y es que, de hacerlo así, les estaremos ayudando a desarrollarse en muchos sentidos.

Importancia de la creatividad para el desarrollo de los niños

La creatividad se encuentra íntimamente relacionada con el desarrollo cerebral de los más pequeños. Hablamos de un órgano maleable, cuya configuración puede ser potenciada durante la más tierna infancia, que es cuando la capacidad de desarrollo del cerebro es mayor.

Estimular a nuestros hijos a ser creativos significa estimular las conexiones cerebrales durante sus primeros años de vida. La capacidad de análisis, las relaciones y asociaciones de objetos y otros elementos que se establecen y potencian de esta manera, ayudan a los niños a idear nuevos conceptos y a encontrar originales e innovadoras soluciones para cualquier reto que se propongan. Todo ello resulta indispensable para el desarrollo emocional y cognitivo de los niños, ayudándoles a afrontar los retos futuros con una mayor eficacia.

Y ahora la pregunta es ¿cómo podemos hacer para estimular dicha creatividad?

5 consejos para estimular la creatividad infantil

Aunque realmente existen muchas maneras de estimular la creatividad de los niños, en las siguientes líneas destacaremos 5 de ellas:

1. A su manera

Los niños, por norma general, son extremadamente originales. Por eso, nunca debemos mostrarnos rígidos ni animarlos a hacer las cosas tal y como las hacen los demás; al contrario, debemos dejar que se expresen libremente y a su manera. Dentro de unos límites, no hay nada correcto ni incorrecto.

2. Facilitarles todo lo que necesiten

Para estimular la creatividad de nuestros hijos, debemos procurar que cuenten con las herramientas e instrumentos necesarios para ello. En realidad, ellos mismos nos pedirán aquello que necesitan: papeles, pinturas, plastilina, arcilla… Así que nuestro papel se reduce a facilitárselo.

3. La creación de entornos creativos

Si los niños cuentan con un rincón en casa donde poder expresarse libremente, lo aprovecharán hasta el extremo. Podemos llevarlos también a exposiciones, museos, teatros de marionetas y otros lugares que los estimulen. En cualquier caso, llenarlos de infinidad de actividades extraescolares y obligaciones puede resultar contraproducente para la espontaneidad.

4. Seamos su ejemplo

Los niños imitan las conductas que observan en casa. Así pues, si queremos que lean, dibujen o, en definitiva, sean creativos, debemos hacerlo primero nosotros para que ellos observen, aprendan y lo deseen.

5. El refuerzo de la creatividad infantil

Una de las mejores maneras que tenemos en nuestra mano para estimular la creatividad de los niños es animarles y aplaudirles cuando se muestren originales.

Con estas 5 maneras de estimular la creatividad en los niños ayudaremos a nuestros hijos a progresar adecuadamente.