Por si todavía no lo sabes, los seres humanos pueden tener diferentes tipos de inteligencia que les ayudan a destacar en distintas áreas de conocimiento. Dicho modelo de inteligencias múltiples fue propuesto por Howard Gardner para resaltar las capacidades humanas de nueve modos diversos.

En este caso, nos centraremos en la inteligencia espacial, una destreza que puede aplicarse a una multitud de contextos para sacar el máximo partido.

¿Te animas a descubrir sus utilidades y beneficios? ¡Adelante!

Usos de la inteligencia espacial

Poseer un alto grado de inteligencia espacial podría serte útil en un buen número de situaciones cotidianas. Ya desees realizar un puzle con éxito, aparcar el coche o ubicarte correctamente, con un buen dominio del espacio te resultarán tareas sumamente sencillas.

No obstante, no todas las personas encuentran fácil aprovecharse de todas sus ventajas. Eso sí, al igual que con otras disciplinas, es posible entrenarla haciendo uso de distintas actividades. Así que, a continuación, te presentamos aquellas que pueden permitir llevar tu inteligencia espacial al siguiente nivel.

¡Prepárate para avanzar en este aspecto!

 

Juegos básicos para aumentar la inteligencia espacial

Descubre la forma más interesante de desarrollar tu inteligencia espacial a cualquier edad y en cualquier momento. La práctica continuada de estos entrenamientos es, como siempre, la clave del éxito.

  1. Juega a videojuegos. Aunque, a priori, solo conocemos la cara negativa de los mismos; lo cierto es que navegar a través de algunos videojuegos te brinda una experiencia espacial muy interesante. Y es que podrás localizar diferentes tipos de escenarios hasta manejar con dominio las características de cualquier terreno.
  2. Entrena con el ajedrez. Siempre se ha dicho que el ajedrez es un juego de estrategia para el que se necesita mucha habilidad y concentración. Sin embargo, también es necesaria una buena dosis de inteligencia espacial para pensar en cómo quedaría el tablero tras realizar diferentes jugadas.
    Considerando las posibles posiciones de las piezas de ajedrez en función de los movimientos de los jugadores, estarás activamente desarrollando esta capacidad.

    Ejercicios adicionales

    Asegúrate de elegir tus favoritos para incluirlos en tus rutinas diarias:

  3. Volar un dron. Una buena forma de descubrir los espacios es haciendo volar uno de estos mecanismos. No se trata de una práctica fácil, pero sí de una experiencia muy enriquecedora para situarte en el espacio en tiempo real y para aprender a sortear todo tipo de obstáculos.
  4. Jugar al cubo de Rubick. Intentar resolver el cubo de Rubick hasta hacer coincidir todas las caras del mismo color es todo un desafío. Poner a prueba tu inteligencia espacial es el mayor reto al que te enfrentas. Practicar un poco cada día te ayudará a fijarte en las peculiares del mismo.
  5. Hacer croquis. Diseñar mapas mentales y físicos de ciertos lugares te facilita la labor de orientación.

 

En definitiva, la inteligencia espacial trata de prestar atención a los detalles para fomentar un tipo de memoria muy diferente. La memoria espacial te permite desempeñar aficiones como la pintura, la arquitectura o la conducción, además de ser una habilidad esencial para la vida.