Cómo animar a alguien es una actividad, a veces, difícil pero extremadamente reconfortante. Todas las personas necesitan de la atención y consuelo de sus allegados cuando se sienten mal anímicamente. No hay nada que sane más que ser escuchado y validado emocionalmente.

Así que para ayudar a alguien, la habilidad de la escucha activa es una de las principales que deben ponerse en práctica. ¿Deseas conocer otros trucos adicionales? 

¡Aquí los tienes!

 

Consejos para prestar apoyo emocional

El apoyo emocional es uno de los aspectos fundamentales sobre cómo animar a alguien de forma eficaz. Además de escuchar a la otra persona y estar emocionalmente presente, es conveniente que le ofrezcas la calidez y la comprensión que necesita. Es decir, aceptar sin juicio las emociones, pensamientos o acciones de alguien.

Muchas veces, el sentido del humor es una de las estrategias que puede acercarte a un individuo que está sufriendo, siempre y cuando sepas usarlo en el momento justo. Lo cierto es que tu estado de ánimo tiene un efecto en los demás. Así que si te sientes alegre, podrás contagiar tus emociones positivas para que la otra persona se beneficie.

Somos seres sociales, de modo que el contacto con otras personas es necesario para nuestra salud mental. Por eso, cuando sentimos malestar psicológico de cualquier índole, hablar con alguien y compartir nuestras inquietudes nos libera. Tiene un efecto sanador muy poderoso y tremendamente transformador.

 

Beneficios de la ayuda emocional

  • Es posible aumentar nuestros niveles de endorfinas y oxitocinas gracias a estar en contacto con los demás, especialmente debido al contacto físico. Los besos y abrazos son una muestra afectiva muy útil para hacer sentir bien y experimentar la proximidad emocional de los demás.
  • Demostrar que estás ahí para alguien es una señal de amor incondicional y cuidado hacia el otro. Además, nada es más satisfactorio que aprender a cómo animar a alguien. Y es que contribuir al bienestar ajeno ciertamente favorece el propio crecimiento personal.
  • El desarrollo de la empatía, la tolerancia y la escucha activa favorecen la inteligencia emocional, tan necesaria para avanzar en la vida. Gracias a ella, además, es posible sacarle más provecho a cada situación. La misma te permite prestar atención a lo que es realmente importante.
  • Como ves, cómo animar a alguien no solo tiene unas repercusiones beneficiosas sobre la otra persona sino sobre el propio individuo. Tu nivel de autoestima igualmente se puede ver reforzado. Pues cuando eres capaz de realizar acciones altruistas, tu autoconcepto mejora.

 

¿Sabías que…?

  • Ayudar a otros te permite ser paciente y compasivo con los otros y con tus propios fallos. Así, sirve para mejorar la visión de ti mismo.
  • Saber cómo animar a alguien promueve la inteligencia emocional y la calidad de las relaciones sociales.
  • Te facilita aprender sobre la relación entre la intensidad de los pensamientos y las emociones que estas desencadenan.
  • Prestar ayuda emocional te enseña a ser más consciente sobre el poder de la comunicación verbal y no verbal.

¡Conviértete en una mejor versión de ti mismo con los demás!