Las personas nos comunicamos continuamente, y conocer diferentes estrategias para mejorar la comunicación es esencial para desarrollarnos en nuestro entorno. Ya sea en nuestras relaciones personales, en el trabajo o al hacer la compra, nos relacionamos con otras personas. Y saber cómo hacerlo de manera correcta es muy importante.

Importancia de la comunicación personal

En todas las relaciones interpersonales transmitimos y recibimos mensajes con determinadas finalidades. Para que la comunicación se realice de forma correcta y fluida, debemos usar diferentes técnicas comunicativas, de modo que el mensaje llegue correctamente a la persona que queremos y no cause confusión. Esto es muy importante para que los mensajes sean claros y no generen conflictos por malentendidos, ya sea hablando con personas de nuestro círculo más cercano o con compañeros de trabajo.

Estrategias para mejorar la comunicación

Como hemos comentado, hay algunas estrategias para mejorar la forma en la que nos comunicamos y lograr que ésta sea lo más eficaz y clara posible. A continuación, mostramos algunas de las técnicas que podemos emplear en nuestras conversaciones.

Hacer que la persona que recibe el mensaje se sienta importante

Al igual que queremos sentirnos acogidos por la otra persona para mostrar nuestras ideas y comunicarnos sin miedo y con naturalidad, debemos mostrarnos acogedores con la otra persona para recibir un buen feedback.

Utilizar un lenguaje sencillo y claro

Es necesario hablar de forma elegante, amable y positiva. Ser negativos en la conversación no nos beneficiará, por lo que tendremos que utilizar un lenguaje positivo y claro para que nos entiendan mejor.

No adueñarnos de la conversación

Debemos evitar caer en el egocentrismo, es decir, no monopolizar la conversación. Hay que mostrar interés por las ideas que quiere comunicar la otra persona, y no hablar únicamente de nosotros o nuestras experiencias. Aunque sus ideas no coincidan con las nuestras, es bueno mantenernos receptivos a la nueva información que nos ofrece y así enriquecernos.

Procurar llenar el silencio

En ocasiones pueden darse situaciones de silencio, y es ahí cuando debemos llenar ese espacio con gestos. Aunque el silencio no es necesariamente malo, podemos entablar conversación sobre otro tema que nos resulte interesante. Recuerda que estar callados también es una forma de comunicarnos. Tómalo como un tiempo para reflexionar sobre las ideas de la conversación.

Mantenernos relajados

Es importante estar relajados y respirar, ya que así comunicaremos nuestro mensaje mucho mejor y no transmitiremos nerviosismo a la otra persona.

Cuidar nuestro lenguaje no-verbal

Hay gestos que hablan más que las palabras. Por ejemplo, si nos cruzamos de brazos podemos estar entorpeciendo la conversación debido a lo que transmitimos. Hemos de mantenernos en posición abierta al diálogo.

En conjunto, el conocer estas estrategias para mejorar la comunicación y saber aplicarlas nos facilitará relacionarnos con otras personas y desarrollarnos en nuestro entorno.