La pirámide de necesidades de Maslow es una clasificación de los elementos básicos que una persona requiere para ser feliz. Se trata de una teoría sobre las necesidades de los seres humanos, desde las más básicas hasta las más complejas, formulada por el célebre psicólogo Abraham Maslow a mediados del siglo XX.

Te hablamos sobre aquellos elementos que influyen positivamente en la vida de las personas y les ayudan a sentirse plenas. Si tienes interés en saber de qué se trata, ¡sigue leyendo!

Las necesidades del ser humano según Maslow

La pirámide de necesidades de Maslow está dividida en cinco bloques distintos, desde aquellas imprescindibles para la supervivencia humana hasta las que juegan un importante papel en la realización personal. A continuación, te las contamos todas:

  1. El primer bloque incluye todas las necesidades fisiológicas, es decir, todas aquellas destinadas a proteger la propia vida como la función respiratoria o la nutrición. Obviamente tanto la hidratación como el descanso también formarían parte de esta clasificación, al igual que las relaciones sexuales que garantizan la reproducción.
  2. El segundo nivel hace referencia a los diferentes tipos de seguridad que necesita cada individuo para sentirse a salvo. Por eso, integra la necesidad de estar en un ambiente seguro, gozar de buena salud o tener estabilidad laboral y económica. Además, es importante mencionar la seguridad dentro del ambiente familiar y con relación a unos principios morales y éticos.
  3. Las necesidades de afiliación y afecto van agrupadas en el tercer nivel de la pirámide de necesidades de Maslow. El mismo se refiere al sentimiento de pertenencia que todas las personas sentimos cuando formamos parte de la vida de otros o nos involucramos en proyectos. De esa manera, los sentimientos de afiliación, de aceptación, las relaciones de amistad e incluso el amor están incluidas aquí.


    Las necesidades más complejas

    Dentro de los últimos bloques de la pirámide de necesidades de Maslow se encuentran aquellas que, aunque no son vitales para el ser humano, influyen notablemente sobre su crecimiento personal.

  4. La necesidad de reconocimiento o del estatus social son algunos de los ejemplos que forman parte del cuarto bloque de dicha teoría. Igualmente, la necesidad de estima hacia uno mismo como el autorespeto, el cuidado personal o la autocompasión están relacionadas con la propia necesidad de aprobación y estima.
  5. El último nivel tiene que ver con la sensación de realización personal que se logra gracias a conseguir la satisfacción del resto de necesidades. Al conseguir acceder a él, las personas entienden cuál es el sentido de su vida y encuentran una razón poderosa para seguir adelante.

 

La pirámide de las necesidades de Maslow explica, en gran medida, cuáles son las necesidades que las personas deben satisfacer para alcanzar la felicidad. En última instancia, comprender nuestra misión de vida es esencial para llevar una vida basada en unas aspiraciones y metas por cumplir.

El crecimiento personal es la suma y principal objetivo a cumplir que otorga al ser humano un propósito vital.

¡Vivir solo merece la pena si sabes cómo hacerlo!