El término dejà vu significa literalmente en francés “ya visto” y hace referencia a la sensación de haber vivido una determinada situación previamente. Pero ¿cuál es la explicación a este fenómeno psicológico tan curioso?

En realidad, existen distintos tipos de dejà vu así como varias teorías que tratan de explicar su origen. En esencia, se trata de un fallo producido en el cerebro sin una causa aparente, lo que agrava aún más su misterio.

¡Atrévete a conocerlo!

 

Tipos de dejà vu

  • Dejà vu vécu. Cuando decimos que hemos experimentado un dejà vu, normalmente nos referimos a este primer grupo. Hace referencia precisamente a haber tenido una determinada experiencia a pesar de no ser cierto.
  • Dejà senti. Esta expresión tiene el significado de “ya sentido”. Esto quiere decir que se refiere a unas sensaciones concretas que ya creemos haber sentido con anterioridad.  Un dato muy curioso es que las personas epilépticas cuyo lóbulo temporal ha resultado dañado tienen más probabilidades de sufrir un episodio de esta clase.
  • Dejà visité. Se trata del fenómeno más enigmático de todos los aquí expuestos. En este caso, las personas que lo padecen creen haber estado en lugares en el que nunca han estado físicamente. De hecho, son capaces de recordar pequeños detalles que resultan verdaderamente fascinantes.
  • Dejà eprouvé. En este caso, hablaríamos de un dejà vu completo. Es decir, una determinada acción o acontecimiento nos hace recordar cosas que ya hemos olido, visto o sentido antes. Por ejemplo, ir a un parque de atracciones puede devolverte las vivencias específicas de otro tiempo.

 

Causas 

No existe una causa conocida que explique el origen de estos diferentes tipos de dejà vu. Sin embargo, algunas explicaciones científicas pretenden desentrañar esta incógnita del cerebro. Es cierto que algunas personas lo experimentan más a menudo que otras pero su duración e intensidad suele ser la misma en cada individuo.

Específicamente, algunos investigadores de Estados Unidos (Universidad de Texas) consideran que el dejà vu es un fallo originado en una zona determinada del cerebro vinculada con el almacenamiento de los recuerdos. De esa forma, dicha región también guarda relación con la memoria.

Un dato adicional que trata de arrojar luz sobre este tema indica que el cerebro sufre una confusión entre el pasado y el presente. Esto es, la familiaridad que produce ver, oír, saborear u oler algo concreto aquí y ahora nos hace conectar con una experiencia similar pasada. De esa forma, durante unos segundos, nos sentimos transportados a ese momento en el tiempo.

 

¿Sabías qué…?

  • Todavía no se ha establecido el origen exacto de este fenómeno. De hecho, los mecanismos cerebrales que intervienen en el dejà vú son desconocidos.
  • Algunas personas padecen episodios de dejà vu antes de tener un ataque epiléptico. De esa forma, esta es una especie de advertencia del mismo.
  • Se trata de una sensación más experimentada por la población joven. Ciertamente, en la cuarta y quinta década de la vida la incidencia de este fenómeno es de un 50%. A los 60 años, el dejà vu puede ocurrir aproximadamente una vez al año.