Consideramos que un psicologo deportivo puede convertirse en uno de nuestros grandes apoyos para jugar al golf mejor que nunca. Recomendamos leer los siguientes apartados para entender por qué.

El golf y las emociones

Si nos gusta al golf ya sabremos que nuestras emociones inciden directamente en nuestra forma de jugar. El estrés, la ansiedad, la depresión o los nervios no dejan de ser escollos que hemos de salvar para lograr que cada jugada sea mucho más acertada.

Además, este deporte se divide en dos aspectos fundamentales: el técnico y el emocional. El primero se encarga de darnos las nociones necesarias para golpear de forma más acertada, entre otros aspectos, y el segundo se basa en el equilibrio mental preciso para poder afrontar cada jugada. Recordemos que cualquier alteración en este sentido, por pequeña que sea, puede provocar que perdamos nuestras facultades para disfrutar en el campo.

Un psicólogo deportivo para mejorar en golf

Es probable que hayamos leído que los psicólogos deportivos son muy eficaces cuando el jugador tiene un problema, pero quizás no tanto que su papel es imprescindible en todo momento. El objetivo de las terapias que se puedan poner en práctica no es otro que el de conseguir que el jugador tenga la mente mucho más fuerte y pueda afrontar cualquier incidencia durante el juego de forma automática.

Igualmente, es importante que, como jugadores, seamos conscientes de que controlar nuestras emociones puede ser una opción magnífica para evitar que nuestros pensamientos incidan en nuestra manera de afrontar cada jugada.

Beneficios del golf para la psicología infantil

Si tenemos hijos, sería recomendable que les animásemos a jugar al golf debido a los siguientes beneficios:

· Es un deporte que se puede practicar en familia fácilmente. A practicarse al aire libre siempre resulta beneficioso para dar un agradable paseo y divertirse.

· Ayuda a mejorar la educación en valores. Este deporte se basa en el respeto al rival, en el cumplimiento de las normas y en evitar comportamientos violentos entre otros aspectos, por lo que puede convertirse en la mejor enseñanza para la vida diaria.

· Contribuye al desarrollo personal y a que el niño tome las decisiones más acertadas para poder conseguir la victoria de forma deportiva. Consideramos que así resulta más sencillo lograr que el niño le otorgue la importancia necesaria a la disciplina y a las ganas de superarse día a día para perfeccionar sus habilidades.

Tras todo lo anterior, ya conocemos por qué un psicologo deportivo puede ayudarnos a convertirnos en un jugador de golf con más recursos para lograr el éxito. Educar a nuestros hijos en este deporte les ayudará a marcar su personalidad.