¿A menudo te preguntas sobre el sentido de la existencia humana en general o de tu propia vida en particular? Sabes que la filosofía es una disciplina que trata de dar respuesta a esta y otras cuestiones relacionadas para entender el propósito de los seres humanos en el planeta.

Pues bien, si deseas leer algunas frases filosóficas cortas que pueden darte mucho que pensar, ¡no te pierdas la información que viene a continuación! Y es que plantearte ciertos interrogantes es esencial para entender cuáles son tus objetivos vitales.

 

¿Por qué es importante tenerlas en cuenta?

Las frases filosóficas cortas nos ayudan a reflexionar sobre nuestro comportamiento y sobre el de las demás personas. Igualmente, nos ofrecen la posibilidad de aprender sobre nuestra personalidad para conocernos más a nosotros mismos: lo cual conduce ineludiblemente al autodescubrimiento y al crecimiento personal.

Este tipo de afirmaciones pronunciadas por grandes pensadores que observaban el mundo a través de su peculiar perspectiva podría acercarte a concebir la realidad de un modo más amable.

Lo cierto es que, a veces, vivimos aferrados a ciertos ideales por la forma en que fuimos criados sin cuestionarnos ninguno de los principios que hemos integrado como nuestros. Con respecto a ello, estas frases filosóficas cortas que te presentamos pueden dirigirte a un camino de apertura mental. Así, podrás preguntarte si las creencias que rigen tu vida son las más adecuadas o si hay aspectos que deberías revisar.

 

Citas célebres para reflexionar

Aquí tienes una breve recopilación de las frases filosóficas cortas que te podrían suscitar un mayor interés. ¡Toma buena nota!

  1. “La peor lucha es la que no se hace” (Karl Marx). Ciertamente, es complicado lidiar con algunos asuntos que podrían poner a prueba nuestra resiliencia. No obstante, si nunca intentamos lograr nuestras metas, tampoco podremos recoger los frutos derivados del esfuerzo.

 

  1. “Exígete mucho a ti mismo y no esperes nada de los demás. Así, te ahorrarás disgustos” (Confucio). Por todos es sabido que generar expectativas en cualquier campo siempre puede venir acompañado de alguna decepción, de modo que únicamente deberías esperar algo de ti mismo.

 

  1. “Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión. (José Ortega y Gasset). En efecto, no tener una mentalidad abierta limita nuestra capacidad para aceptar la realidad tal y como es. Aprender a vivir de forma desenfadada y desechar algunos prejuicios es crucial para una vida plena y armónica.

 

  1. “Pocas veces pensamos en lo que tenemos; pero siempre en los que nos falta” (Schopenhauer). El ser humano es inconformista por naturaleza y es verdad eso que dicen sobre que solo damos valor a algo cuando no se encuentra a nuestro alcance. Para evitar que eso suceda, es necesario practicar un ejercicio de gratitud diario.

 

  1. “Hace falta una vida para aprender a vivir” (Séneca). La vida es un constante aprendizaje, siempre que estemos dispuestos a seguir progresando y a reconocer los errores que hemos cometido por el camino. La evolución es siempre el resultado de dicho proceso.