El objetivo de mejorar la memoria es importante para todos. Las nuevas tecnologías nos ayudan en nuestro día a día, pero al mismo tiempo, también corremos el riesgo de acomodarnos en los recursos técnicos.

La memoria, una capacidad que debe trabajarse

Como seres humanos tenemos un tesoro que es muy importante: la memoria. Y es esencial que la ejercitemos para mantenerla activa. Así como cuidamos nuestro cuerpo a través de la práctica de ejercicio físico, también podemos hacer gimnasia mental.

7 consejos para mejorar la memoria

A continuación, presentamos estas siete ideas para cuidar la memoria en nuestro día a día.

1. Aprender números de teléfono

Aunque resulta muy cómodo consultar esta información directamente en la agenda de contactos del móvil, vamos a aprender de memoria los cinco números que más utilizamos en nuestras comunicaciones con los demás.

2. Hábito de la lectura

El placer de la lectura produce múltiples beneficios al lector, uno de ellos, el que estamos analizando en este artículo. Para ello, es recomendable que la lectura nos acompañe como una actividad habitual y no ocasional. A través de la lectura también mejoramos la comprensión lectora. Memorizamos mejor una información cuando la comprendemos.

3. Romper la rutina

Cuando realizamos un viaje, por ejemplo, estamos muy atentos a los detalles del lugar para orientarnos en el mapa y conocer el entorno, porque estamos fuera de nuestra zona de confort. Por ello, aunque la rutina que hemos creado nos resulta muy agradable, podemos añadir el factor sorpresa de integrar cambios sencillos en el día a día. Por ejemplo, hacer un nuevo trayecto. 

4. Repetición

Existen distintas fórmulas que pueden ayudarnos a ejercitar la memoria. La repetición puede ser muy útil para memorizar algunos datos, por ejemplo, una fecha. A través de la repetición aprendemos, por ejemplo, la letra de una canción que hemos escuchado en varias ocasiones.

5. Observación

A veces no ponemos atención al detalle porque estamos condicionados por la prisa de aquello que todavía queda por hacer. También podemos pasar mucho tiempo delante de una pantalla. Pues bien, es esencial potenciar la observación y la atención plena. 

6. Aprender algo nuevo

Por ejemplo, aprender a tocar un instrumento. Mientras seguimos aprendiendo y descubriendo nuevas posibilidades, ampliamos nuestra zona de confort. Es decir, no nos quedamos estancados en la certeza de aquello que ya sabemos.

7. Aprender nuevas palabras

Podemos buscar sinónimos de aquellas palabras que pronunciamos con más frecuencia para integrar esos conceptos en nuestras conversaciones con los demás y en la comunicación a través de WhatsApp.

Por tanto, mejorar la memoria es un objetivo positivo. Y podemos lograrlo con estas recomendaciones concretas, ideas sencillas que pueden integrarse en el día a día de aquel que quiere implicarse en este propósito.