Sentirse nervioso es una emoción habitual que puede indicar que nos enfrentamos a una situación desconocida o sobre la que creemos que tenemos poco control.

Y aunque se trata de una experiencia que todos los seres humanos vivenciamos en varios momentos de la vida, tener nervios en el estómago a menudo podría convertirse en un problema más serio.

¡Veamos por qué se produce y cuál puede ser su origen!

 

Los problemas estomacales y la ansiedad

Los estados ansiosos pueden tener múltiples formas. Una de las manifestaciones habituales de la ansiedad son los nervios en el estómago que pueden suponer un verdadero problema en tu día a día.

Si frecuentemente somatizas tu dolor emocional convirtiéndolo en una dolencia del cuerpo específica como esta, e incluso síntomas adicionales, entonces te conviene hacer algunos cambios a partir de ahora.

Para dejar que las emociones negativas que sientes se ceben con tu estómago, primero deberás identificar la raíz de su origen. Por lo general, el miedo de enfrentarte a nuevos desafíos o tener ciertas inseguridades marcadas puede abocarte a un estado de desesperación que no sepas manejar.

Aprender a reconocer exactamente las causas será el primer paso para hacerle frente y tener la oportunidad de superarlo con éxito. Siempre que te sientas abrumado, analiza exhaustivamente tus emociones y pensamientos para ser capaz de descubrir el porqué de tus comportamientos.

 

Qué hacer para sanar

No existen fórmulas mágicas para deshacerte de los nervios en el estómago. Ten en cuenta que, en su dosis correcta, sentir cierto nerviosismo te mantiene en un estado de alerta que te activa para la acción.

No obstante, cuando esta actitud acaba convirtiéndose en patológica, entonces deberás modificar ciertos patrones de pensamiento que se hayan anclados en tu inconsciente. Eso sí, desechar las falsas creencias e inseguridades que llevan años formando parte de tu diálogo interno no será trabajo finalizado en cuestión de días.

Te llevará algún tiempo aprender a modificar la forma que tienes de ver la vida para beneficiarte de todos sus efectos positivos. Los nervios en el estómago no son más que el reflejo de una realidad que solo existe en tu mente, siempre que hablemos de situaciones cotidianas que deberían sobrellevarse fácilmente. Así que la ayuda de un psicológico especializado será un factor clave para tu recuperación.

Por otro lado, es normal experimentar esta desagradable sensación tras vivir experiencias traumáticas en cuyo caso este síntoma puede ser parte de un problema mayor asociado.

Sufrir ansiedad intensa, depresión o los ataques de pánico se encuentran muy vinculados a esta condición. En esas circunstancias, además de la terapia, es probable que necesites tomar fármacos si por ti mismo no eres capaz de sobreponerte al problema.

 

Recuerda…

Los nervios en el estómago podrían ser signo de una enfermedad psicológica de mayor o menor gravedad, así que deberías estar atento a sus señales.

Generalmente, su origen tiene que ver con una incapacidad para gestionar las emociones de manera apropiada, por lo que desarrollar la inteligencia emocional será determinante.