La técnica del mindfulness se ha hecho muy popular en los últimos años debido a sus propiedades para alcanzar el bienestar mental. El nombre de esta práctica es una palabra inglesa que significa conciencia plena, refiriéndose a uno mismo y al entorno.

El mindfulness para principiantes puede iniciar a las personas hacia la atención del momento presente para vivir más lúcidamente. Solo ocupándose de disfrutar del aquí y ahora serán capaces de acceder a un proceso de despertar emocional y espiritual.

¡Acompáñanos!

 

Ejercicios básicos de mindfulness para principiantes

Para establecer un mayor contacto con tu propia energía y vivir en armonía, existen una serie de actividades muy sencillas que podrías comenzar a poner en práctica.

El mindfulness para principiantes se basa precisamente en eso, en establecer rutinas saludables que estimulen la necesidad de prestar atención a lo que es realmente importante.

  • Levántate media hora antes de lo habitual. En cuanto te despiertes, aún tumbado, toma plena conciencia de tus sensaciones corporales y mentales. Pon atención a tu estado de ánimo y regístralo en un pequeño diario para observar cómo sueles sentirte en ese momento del día. Seguidamente, trata de analizar cada elemento que encuentras a tu alrededor por unos minutos.
  • Desayuna conscientemente. Prepara tu desayuno poniendo cuidado en cada detalle y juzgando si los productos que tomas son los más adecuados. Detente en los estímulos que recibes para saborearlos de principio a fin: los vivos colores de las frutas, el delicioso aroma del café, el gusto de los alimentos que consumes…
  • Aprovecha para darte un baño especial. Tomar un baño de espuma en el que tengas conciencia de este placer mientras, por ejemplo, practicas la respiración consciente te aportará mucho equilibrio y relajación para el resto del día. Como ves, el mindfulness para principiantes no está relacionado con rituales extraños sino con tus hábitos diarios que has de experimentar desde otra óptica. Así, podrás sacarles mayor partido.

 

Principales beneficios

Existen múltiples ventajas derivadas de incorporar esta práctica de meditación en tu día a día. Y es que no solo ayuda a controlar los síntomas de ansiedad y estrés sino que te permite disfrutar de cada instante plenamente.

Igualmente, el estado de tranquilidad que te produce puede combatir problemas como el insomnio o la falta de concentración. Lo cierto es que cuanto más entrenas tu capacidad para poner el foco en una situación determinada, más fácil te resulta aplicar esta técnica a los diferentes aspectos de tu vida.

Uno de sus beneficios más importantes es que favorece el crecimiento personal al promover la inteligencia emocional, es decir, la identificación y gestión de las propias emociones.

Sin duda, el mindfulness para principiantes es un excepcional punto de partida para comenzar a ver la vida desde una perspectiva más amable y realista. Aprendiendo a reconocer los puntos positivos de cada experiencia y de las personas que te rodean, comenzarás a vivir más libremente liberado del juicio propio y ajeno.

¿Tú también estás preparado para descubrir tu mundo interior sin prisas?