Este es un problema que puede afectar a nuestra salud. Lo podemos estar sufriendo incluso sin enterarnos. La adicción a la comida tiene graves consecuencias para las personas que la sufren. Pero ¿qué es esta adicción, qué consecuencias tiene y qué tratamientos existen para superarla?

¿Qué es la adicción a la comida?

Se trata de una enfermedad crónica que tiene implicaciones cerebrales. Podríamos definir esta adicción como la necesidad de querer comer, de manera compulsiva, una gran cantidad de alimentos. Algunos de estos son los preparados industriales (bollería, postres, cereales refinados, etc.) o los ricos en azúcares.

Las personas que sufren este importante trastorno piensan de forma constante la comida, incluso cuando no tienen hambre. En muchos casos, entran en un auténtico círculo vicioso. Se sienten mal por comer grandes cantidades de alimentos, por lo que pueden iniciar un trastorno depresivo. Este problema, además, les incita a seguir ingiriendo más comida.

Consecuencias para la salud

Las consecuencias las podemos diferenciar en dos grandes grupos: las que afectan a nuestro nivel físico y al psíquico. En el primer caso, la adicción a comer puede provocarnos obesidad, diabetes e incluso problemas cardiacos. Asimismo, a largo plazo, podemos sufrir enfermedades respiratorias.

En cuanto al segundo tipo, hemos de tener claro que puede afectarnos con ansiedad, sentimientos de culpa o tristeza. Algunas personas, ademas, sufren un estado de ánimo alterado, agresividad o trastornos depresivos frecuentes.

Causas de la adicción a la comida

Las causas están relacionadas con mecanismos neuronales y biológicos. No debemos olvidar que nuestro sistema nervioso está controlado por transmisores neuronales. Estos responden ante un alimento de manera positiva o negativa.

Por otro lado, los alimentos contienen diferentes sustancias que alteran el sistema límbico, produciendo un proceso adictivo. Este aparece cuando las sustancias se consumen de manera regular. Es normal que, si esto ocurre, sintamos un placer artificial al ingerir alimentos.

Tratamientos

Existen diversos tratamientos que nos pueden ayudar a salir de esta situación. En primer lugar, debemos reconocer el problema y buscar ayuda. En todos los casos, el profesional nos explicará que no basta con ponerse a dieta. De hecho, la comida debe adaptarse a cada persona. Por lo tanto, se podrá apostar por algunos tipos de terapia (EMDR o mindfulness, por ejemplo).

Asimismo, para poder superar esta adicción, deberemos potenciar la percepción de nosotros mismos. El amor propio puede verse afectado si nos sentimos culpables por comer. Por último, existen terapias enfocadas al control de la ansiedad y el estrés, evitando así otros trastornos.

La adicción a la comida afecta a cada vez más personas. Por suerte, hay salida a este problema. No podemos dejar que la comida controle nuestra vida. Existen diferentes tratamientos que nos ayudarán a superar de forma óptima este trastorno.