Superar miedos es un tema pendiente que muchos tenemos, pues son una emoción que todos sentimos en algún momento de la vida. Al igual que la felicidad, la ira, la tristeza o la sorpresa; los miedos son emociones básicas y necesarias diariamente. Aunque en el caso de estos últimos, debemos saber que no siempre hacen bien su papel.

Importancia de superar los miedos

El miedo es una respuesta que nos da nuestra mente cuando nos encontramos frente a algo que puede causarnos daño. Está relacionado con la supervivencia y las respuestas más habituales a esta sensación son la lucha o la huida.

En casi cualquier ocasión, estas respuestas son las que nos van a sacar del embrollo. Pero el problema aparece cuando nuestros miedos no están bien enfocados. Por ejemplo, estar frente a un león hambriento es una situación lógica en la que podemos sentir miedo, pues nuestra vida corre peligro. En cambio, tener una conversación con nuestro jefe o encontrar una araña en el baño son situaciones mucho menos intensas.

Así, al enfrentarnos a situaciones que no conllevan verdadero peligro, el miedo solo nos mantiene en nuestra zona de confort. Nos paraliza y nos impide vivir como realmente nos gustaría.

Estrategias para superar miedos

Una vez que tenemos claro que hay miedos que deben ser superados para permitirnos una vida plena, ¿cómo podemos conseguirlo?

Entendiendo la memoria emocional

El miedo se asocia a distintas acciones o situaciones de manera inconsciente y sin utilizar un patrón lógico. Por tanto, debemos convencernos de que sentirnos así no es culpa nuestra. Una vez sabemos esto, el segundo paso que debemos dar es el de eliminar estas asociaciones realizadas por nuestro cerebro.

Acercándonos a nuestros miedos poco a poco

Debemos dejarnos de excusas para evitar afrontar aquello que nos da miedo. Esta emoción no es mala en sí misma, el problema es no saber gestionarla, y es lo que vamos a hacer.

En esta fase nos tocará sufrir un poco, pero debemos hacerlo de manera progresiva. Si hay diferentes situaciones que nos den miedo, la mejor opción es hacer un ranking. Desde esos miedos casi imperceptibles hasta aquellos que apenas podemos soportar. Así, tendremos una guía clara de hasta dónde vamos a llegar en cada momento.

Superar miedos se vuelve más sencillo cuando entendemos que no es una lucha, sino una oportunidad que nos permitirá crecer. Según vayamos avanzando, tendremos más miedos dominados y más herramientas para continuar haciéndolo.

Dejando que nos ayuden

Podemos valernos de la seguridad que nos da contar con seres queridos apoyándonos o acudir a un profesional. Lo importante es que no tenemos por qué sentirnos solos en este proceso.

Superar miedos, por tanto, se vuelve algo esencial en nuestro día a día. En el momento en el que nos deshagamos de ellos, podremos aumentar enormemente nuestro crecimiento y nuestras vivencias.