¿Alguna vez te has enfrentado a una entrevista de trabajo en la que te han formulado cuestiones que no esperabas? Las preguntas trampa en una entrevista de trabajo son un recurso estratégico que el entrevistador emplea para poner a prueba a los candidatos.

De esta manera, es posible evaluar la respuesta emocional de los solicitantes al puesto y conocer información adicional interesante sobre su trayectoria o personalidad.

Si te preocupa no estar preparado para afrontar este tipo de situaciones, ¡presta mucha atención a cada detalle!

¿Para qué sirven?

A grosso modo, las preguntas trampa en una entrevista de trabajo tienen como misión filtrar el número de personas seleccionadas para un puesto vacante. Aquellos entrevistados que sean capaces de responder a interrogantes difíciles con autoconfianza y de manera resolutiva ganarán ventaja frente a sus competidores.

No obstante, tan importante es cuidar lo que se dice como la manera en que la información se comunica. Así que un primer punto vital a tener en cuenta es el propio lenguaje corporal. Establecer una posición erguida y controlar tus emociones te ayudará a reflexionar sobre las palabras que debes utilizar para contestar.

Cuestiones complicadas principales

Te presentamos ahora algunas de las preguntas trampa en una entrevista de trabajo que más dificultades podrían suponer para ti. Se trata de mantener la calma y contestar de la forma más honesta posible sin comprometer tus valores ni tus empleos/ empleadores anteriores.

  • ¿Por qué quieres trabajar con nosotros?: Se trata de una pregunta bastante habitual, pero no por ello sencilla. Así que sería bueno interesarse previamente por todo lo relacionado con la compañía para aportar detalles que confirmen nuestro interés por la misma. De esta manera, demostraremos nuestros conocimientos sobre la empresa y ofreceremos una motivación bien fundamentada.

 

  • ¿Por qué dejaste tu último trabajo? Resume la razón principal de tu decisión sin criticar a tu anterior jefe o compañeros. Hablar mal de otras personas se percibe como una actitud muy negativa que es rápidamente penalizada.


Interrogantes adicionales

  • ¿Qué te diferencia de otros candidatos? En este caso, no resulta demasiado conveniente aportar ejemplos sobre la poca profesionalidad de otros empleados en el sector. Este hecho no te servirá para ganar puntos extra.
    A diferencia de ello, céntrate en hablar sobre tus puntos fuertes y acerca de cómo puedes aportar valor a la empresa. Dirige la conversación hacia tus cualidades (¡pero sin exagerar!) y sobre todo enfatiza tus ansias de aprender y crecer.


  • ¿Cuáles son tus principales puntos débiles? Analiza realmente en qué áreas deberías progresar antes de emitir una respuesta inapropiada en la entrevista. , Adicionalmente, piensa sobre cómo podrías mejorar tus flaquezas y tu entrevistador se quedará gratamente impresionado.

 

Conclusiones

Superar con éxito las preguntas trampa en una entrevista de trabajo puede suponer la diferencia entre lograr un nuevo trabajo o perder esa oportunidad. De modo que es una buena idea ensayar sobre las potenciales cuestiones que podrían hacerte perder la compostura en un momento determinado.

Y recuerda: ¡No existe una segunda oportunidad para crear una primera buena impresión!