La psicología del trabajo es una rama de la psicología que se ocupa de lograr una mayor eficacia en la organización del trabajo. Pretende así mejorar la calidad de vida de los trabajadores en su ambiente laboral para fomentar la productividad y un mejor rendimiento.

De esta manera, la correcta aplicación de la psicología en el trabajo no solo brinda enormes beneficios a los empleados sino también al conjunto de la compañía. De ahí que cada vez más empresarios tengan interés en ponerla en práctica.

¿Interesado en descubrir de qué se trata?

Objeto de estudio y funciones

La psicología del trabajo tiene como objeto de estudio las acciones independientes que realizan los integrantes de una empresa y el comportamiento global de la misma. Es decir, se dedica al estudio del funcionamiento organizativo de una entidad a nivel general y específico. El objetivo final es detectar aquello que no funciona y corregirlo.

En definitiva, esta disciplina tiene como misión principal que los miembros de las compañías sientan un nivel de satisfacción alto desempeñando sus funciones laborales. De esta forma, al aplicarla se fomenta una buena relación entre los empleados y sus superiores por medio de una comunicación más asertiva y escucha activa.

Un buen clima de trabajo y un mayor vínculo de confianza pueden establecerse a consecuencia de estos cambios de comportamiento.

 

Pero ¿cuáles son las tareas específicas de un psicólogo laboral?

El psicólogo del trabajo desempeña unas labores básicas para el correcto desarrollo del organismo para el que trabaja. El mismo se encarga de resolver las cuestiones laborales relacionadas con los recursos humanos.

Por un lado, realiza las contrataciones del personal mediante el análisis de los perfiles psicológicos de los candidatos. Además, analiza las conductas de estos y del resto del personal para entender la manera en que responden a las demandas laborales.

Es interesante el modo en que determinados estímulos provocan unas respuestas determinadas. Por esa razón, la psicología del trabajo está enfocada a entrenar a los trabajadores a ofrecer una respuesta emocional y laboral adecuada a las demandas exigidas.

Asimismo, el profesional laboral ha de hacer ver a los directivos de la empresa que el cumplimiento de los objetivos comerciales por parte del personal no es la única meta. Para lograr un éxito rotundo, estos han de interesarse por estar al tanto de los deseos e inquietudes de sus empleados.

Así, existirá una buena sintonía, cooperación y trabajo de equipo. Es vital que todos se sientan integrados y experimenten un sentimiento de pertenencia que ayudará a generar una atmósfera muy especial.

 

Para resumir…

La psicología del trabajo trata de mejorar las relaciones laborales entre los miembros de una organización para crear vínculos sólidos entre ellos. Y es que una adecuada gestión empresarial y una mayor productividad están íntimamente ligadas con relaciones personales satisfactorias.

Sentirse cómodo en tu puesto de trabajo y mantener un adecuado trato con el resto del equipo es vital para la motivación y el correcto desempeño de las obligaciones.

¡A por todas!