La importancia de la salud mental radica en la calidad de los pensamientos. Y es que solo es posible mantener un alto grado de bienestar general revisando el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos emocionalmente.

Si te sientes a gusto contigo mismo, entonces es porque mantienes unos hábitos saludables de tipo físico y psicológico. Esto resulta vital para sacarle a la vida la mayor satisfacción posible en todos los ámbitos.

¡Aprende a gestionar tus emociones!

 

Pero ¿qué entendemos por una vida emocional plena?

La trascendencia de una vida emocional sana reside en sentirse bien a nivel psicológico, corporal y social.

Lo cierto es que cuando una persona goza de un estilo vital emocionalmente pleno, entonces sabe emplear distintas estrategias para regular sus emociones a diario. Como resultado, podrás aprovecharte de los efectos beneficiosos derivados en múltiples contextos.

Si aun no sabes como hacerlo, ¡no te pierdas estas recomendaciones!

 

Cómo cuidar de la salud mental

La importancia de la salud mental nunca ha de subestimarse. Por esa razón, queremos ofrecerte una serie de consejos imprescindibles para cuidarla como se merece:

  • Descansa las horas suficientes. Dormir entre 7 y 8 horas es esencial para estar descansado y tener energía para afrontar los quehaceres diarios.
  • Ten una nutrición adecuada. Cuando te dejas dominar por tus emociones negativas, es normal que recurras a alimentos altamente calóricos para satisfacer tu ansiedad. Para acabar con este círculo vicioso, elige bien lo que comes en cada momento.
    Además, las infusiones relajantes pueden convertirse en tus grandes cómplices para lidiar con tus estados nerviosos.
  • No dejes de lado tu vida social. La importancia de la salud mental está relacionada también con el contacto con los demás. Las personas somos seres sociales, por lo que necesitamos conectar con otros para recargarnos de energía.
  • No cedas al sedentarismo. Mantener una vida activa nos ayuda a gestionar cualquier desafío con mayor claridad mental. Y es que el ejercicio físico mejora la concentración y es uno de los mejores remedios naturales para combatir el nerviosismo.
  • Aprende a relajarte. Es relevante que desarrolles estrategias de afrontamiento ante las vicisitudes de la vida. Así, sabrás como relajarte a pesar de estar viviendo situaciones adversas. Recuerda tomarte un tiempo para ti en el que puedas disfrutar de tus pasiones.
  • Pon en práctica la asertividad. Saber expresar cómo te sientes en cualquier contexto es básico para gozar de una vida emocionalmente sana. Así que comienza a establecer límites saludables con otras personas y sobre todo “permítete decir que no” sin caer en el chantaje emocional ajeno.

 

¿Sabías qué…?

-El 20% de niños y adolescentes padecen algún trastorno de salud mental en la actualidad.

-Las enfermedades mentales se hallan asociadas a un mayor riesgo de muerte por suicidio.

-El dolor emocional puede llegar a ser altamente incapacitante. Como consecuencia, hay personas que no pueden llevar una vida funcional. De ahí que pongamos tanto énfasis en la importancia de la salud mental.

Un 25% de la población experimentará un problema de salud mental en algún momento de su vida.

 

¡Cuídate!