La serotonina es una sustancia química del cerebro que es responsable de regular una variedad de funciones corporales y cognitivas. Por esa razón, es crucial tener unos niveles adecuados de este neurotransmisor para gozar de un buen estado general de salud. Y es que dicho químico es el encargado de mantener una regulación correcta de las emociones para favorecer nuestro estado anímico.

Si deseas descubrir cómo aumentar las dosis de serotonina de manera natural y los beneficios derivados, ¡sigue leyendo!

Funciones principales de la serotonina

La serotonina es una hormona que, en buena medida, afecta a nuestra felicidad. Veamos las tareas de las que es responsable para el apropiado funcionamiento del organismo:

  • Juega un rol crucial en la digestión. Así, altas dosis de serotonina pueden favorecer las diarreas mientras que una baja concentración de la misma podría ocasionar estreñimiento. Del mismo modo, esta también tiene que ver con la presencia o ausencia de apetito.
  • La serotonina ayuda, además, a controlar los estados de ánimo para tener una buena salud mental. Cuando está hormona se encuentra en pequeñas cantidades, el afectado sufre síntomas depresivos. Así que quienes padecen esta enfermedad tienen un déficit en esta sustancia.
  • Está relacionada con la libido, es decir, con el deseo sexual. Esto significa que de ella depende sentir más o menos ganas de satisfacer esta necesidad básica, lo cual guarda asimismo un estrecho vínculo con el estado emocional.
  • La serotonina es capaz de disminuir los comportamientos violentos. Existe una interesante correlación entre una alta concentración de esta hormona y una reducción de la impulsividad y la tendencia a la agresividad. Los hombres suelen manifestar en mayor grado este patrón de comportamiento al estar más influenciados por la testosterona que las mujeres.

 

Maneras de potenciar la serotonina en el organismo

Una de las mejores formas de sentirse bien y estimular los niveles de serotonina es teniendo unas rutinas sanas de alimentación. Seguir una dieta equilibrada rica en triptófano es una de las claves del bienestar y la longevidad.

De la misma manera, un aumento en el consumo de Omega 3 – presente en pescados azules, nueces o aguacates- tiene poderosos efectos sobre el cerebro.

Además de eso, realizar actividad física es una garantía de disfrutar de extraordinarias sensaciones corporales. La misma induce a la relajación y ayuda a conciliar el sueño, aparte de combatir los síntomas de la ansiedad. Si lo combinas con técnicas de meditación, podrás beneficiarte de una gran paz mental.

Dormir las horas necesarias cada día es importante para mantener a la serotonina a raya. Y es que descansar menos de 7 horas diarias está vinculado con la aparición de condiciones mentales como la depresión. Evitar el estrés te ayudará a tener un mejor descanso.

Alejarse de la ingesta de café o de otras sustancias como el alcohol y el tabaco es igualmente necesario. Finalmente, debes saber que la exposición a la luz solar también contribuye a un aumento de serotonina, lo cual tiene efectos positivos sobre el humor.

 

¡Pon en práctica estos hábitos!