El Trastorno Obsesivo compulsivo es una alteración psicológica que interfiere seriamente en la vida de las personas que lo padecen. El mismo se caracteriza por ideas obsesivas de diferente índole que pretenden ser aliviadas mediante acciones repetitivas denominadas compulsiones.
Así, existen diferentes tipos de toc relacionados con pensamientos negativos diversos. Desgraciadamente, todos ellos suelen producir el mismo grado de malestar y angustia.

¡Descubre los más comunes!

 

Tipología más frecuente

Aunque esta enfermedad se manifiesta en muchos tipos de toc, lo cierto es que algunos tienen una mayor incidencia entre la población general. Aquí te presentamos los más representativos del trastorno:

  • Limpieza. Una de las principales manifestaciones del TOC guarda relación con la obsesión por la higiene como método para evitar la contaminación o las enfermedades infecciosas. La persona que lo padece se halla en alerta constante ante dicha preocupación. Así que lavarse las manos en exceso es solo la punta del iceberg.
  • Orden. Guardar los objetos con perfecta simetría – y según unos criterios específicos – puede convertirse en un asunto de urgencia para muchas personas. El desorden y el caos les provoca una ansiedad intensa porque ellos necesitan tenerlo todo bajo control para sentirse a salvo.
  • Comprobación. La verificación continua es una de las compulsiones derivadas de tener un miedo excesivo a cometer errores. En general, la creencia de poner a los demás en peligro o a uno mismo puede vivenciarse con muchísimo sufrimiento. De esa manera, hay quienes comprueban una y otra vez que su casa es un lugar seguro o que este permanece protegido de posibles ataques en su ausencia.
  • Repetición. Este es otro de los tipos de toc más conocidos. Hace referencia a la necesidad patológica de realizar un determinado ritual durante un buen número de veces para prevenir toda clase de males propios o ajenos. Por ejemplo, hay quienes constantemente repiten frases o palabras que utilizan como modo de protección ante potenciales amenazas.
Artículo relacionado  ¿Qué es la programación neurolingüística (PNL)?

 

Información adicional

Existen, además, otro tipos de toc que afectan a menos personas pero cuyos efectos son igualmente nefastos para la salud mental. Así que infórmate sobre ellos.

  • Acumulación. La necesidad de acumular todo aquello que podría ser de utilidad en el futuro es otra de las representaciones del trastorno. No obstante, esta tendencia no está relacionada con almacenar basura como sucede en el Síndrome de Diógenes.
  • Operaciones matemáticas. En este caso, los números son los que acaban condicionando la vida diaria, pues surge una inclinación exagerada al cálculo. Cualquier objeto del día a día (botellas, mesas, lápices…) se transforma en el objetivo perfecto para descargar la necesidad de obtener un resultado matemático.
  • Obsesión pura. Se trata del trastorno más tabú de la lista puesto que es el que mayor vergüenza o resentimiento genera hacia uno mismo. El mismo se halla asociado con los ideas sexuales o violentas que aparecen en la mente de forma recurrente e inevitable. Quienes lo sufren suelen aislarse completamente por temor a herir a los demás o a que se descubra la perversión de sus pensamientos.